Columnistas: Amistades imposibles

Cara-cara-Sanchez-Iglesias-Mananas_ECDIMA20140731_0013_4

Se les viene encima el futuro, se inventó la rueda. Lo que funcionó durante décadas queda obsoleto debido, entre otras cosas, al arrojo que unos pocos probaron tener para desafiar lo establecido más que de boquilla. No sé bien de quienes estoy hablando,  sólo sé que está teniendo lugar y que no los encabeza un joven líder socialista. A la carta quemada del PSOE -Rubalcaba- le siguió el juego del lavado de cara – Sánchez-, es difícil no preguntarse cómo pueden esperar ganar más manos con unas cartas tan vistas y marcadas. Son naipes gastados y se saben marcados porque están viejos del uso. Deshacerse de los provectos estandartes del partido y cambiar algún rostro más no es suficiente para decirse renovados.  No basta para detener la rueda, que sigue girando tranquilamente.

Y es triste, el Partido Socialista Obrero Español no será – porque si lo fuera no sería tal- partícipe del cambio social y político que – con suerte- puede acabar conquistando nuestro país para regocijo de sus habitantes. Quien te ha visto y quien te ve. En todo este asunto de Podemos-Psoe, una díada jamás declarada ni concebida por nadie de honestos propósitos, hay quien no puede mirar atrás porque sabe que de ello depende el futuro y quien no puede mirar atrás porque se vería forzado a bajar la cabeza de pura vergüenza.

Que siga girando la rueda.

Alfonso Rois


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *