Columnistas: Durmiendo con el enemigo

Algunos conoceréis la película estrenada en 1991, protagonizada por Julia Roberts y Patrick Bergin, que refleja el terror de un marido obsesivo y peligroso. Con esto veréis venir a donde vamos. Violencia de Género, violencia doméstica, violencia machista… Llámalo X. La cuestión es: alguien dentro de una pareja maltrata y acosa al otro alguien, destruyendo su confianza, su amor propio, su integridad y su vida.

Muchos hombres se sienten inseguros ante una denuncia falsa, y sin embargo la Memoria de 2014 de la Fiscalía General del Estado da una clara cifra de 0,01% de denuncias falsas que acaban en condena. Esto significa que una denuncia falsa no es una autopista hacia joder la vida del denunciado (digo denunciado porque son hombres en la mayoría de los casos, pero no en todos), si no un claro síntoma de que jueces y fiscales se toman muy en serio su deber de analizar a fondo la tipicidad y los hechos y pormenores de cada denuncia antes de dictar sentencia. Y hay un rasgo claro: la violencia de género exige una dominación psicológica. Esa destrucción de la persona de la víctima marca la clara diferencia con un simple delito de lesiones, o una denuncia hecha para obtener mejores condiciones en un procedimiento de divorcio contencioso.

Como abogado, una de las cosas que más me joden, y me dan ganas de aplicaros el puto procedimiento que sufre Alex en La Naranja Mecánica para su reinserción, son los putos cuñadeos que tengo que oír cada vez que sale el tema. Frases venidas de la cultura de bar y de la puta universidad de la vida, sin haberse informado ni una puta vez, ni visto opiniones de jueces, fiscales o policías que acuden a asistir en casos. Si es que eres presunto culpable, si es que duermes en el calabozo (no, claro… Ponte en este papel: Tu marido te está dando el Greatest Hits de Manny Pacquiao y acude la policía por llamada de los vecinos. Se lo llevan, le toman declaración, le informan de que se dará traslado al juzgado de guardia de su caso y a las dos horitas, de vuelta en casa. Round 2!! Fight!!). Si. Duermes en el calabozo. Es un procedimiento estandar y necesario para la protección de la víctima, de la cual se espera que en ese periodo de tiempo recoja sus cosas y se pire.

¡No me digáis que la violencia de género no destruye la psique de la víctima cuando muchas mujeres maltratadas esperan a sus parejas a la salida del propio juicio en el que se dictó orden de alejamiento!

Y llevamos años en los que estos casos van a peor. Mucho peor. En 2013, Ana Mato cambió las estadísticas para que un caso se considerase Violencia de Género a la hora de incluirlo en las estadísticas. El requisito son 24 horas de hospitalización. Esto es brutal. Absolutamente brutal. Esto maquilla los casos, para que parezca que son menos, pero su alcance es mayor. Al haber menos casos reflejados, hay menor dotación presupuestaria, y con ello menos dinero para decretar medidas de protección. Como vemos, las muertes por violencia doméstica van al alza estos años.

Si a estas alturas sigues con cuñadeces, estimado lector, cómprate una puta ouija y vete a decirle a cualquiera de las muertas que está sobreprotegida. Porque claro… El 25 de Febrero, Fernández Díaz aún embargado por el espíritu de San Valentín (que al fin y al cabo es un santo cristiano. ¡Igual le pone una medalla y todo!) ha pensado que el amor todo lo puede y la reconciliación es hermosa, y ha reducido a la mitad la plantilla de policías que aplicaban las medidas de protección en Aragón (a saber si se queda ahí o sigue en otras comunidades autónomas).

FUCK PUTO YEAH!!!

FUCK PUTO JODER HOSTIA YEAH!!!

¿Sabéis que es lo que más me jode? Gallardón, en su papel de peor ministro de justicia EVER, nos incrustó la Prisión Perma(Cadena Perpétua)nente Revisable tras tomar una serie de medidas consultivas, como hablar con grandes juristas imparciales y poco dados a hacer juicios objetivos y libres de sesgos, como el padre de Marta del Castillo (true story). La pena es que no siguiesen por ahí y consultasen a los afectados por las preferentes que condena poner a los malversadores, o a los indignados que condenas debería tener la corrupción.
La perpétua/manente revisable/a veces/quizás/ya veremos se aplica para estos casos agravados de asesinatos, entre otros:

– Víctima menor de 16 años o persona especialmente vulnerable

– Subsiguiente a un delito contra la libertad sexual

– Asesinatos múltiples

– Asesinatos cometidos por miembros de una organización criminal

Vamos, que todos son “Sentencias Telecinco”, con su consiguiente repulsa pública, morbo televisivo, horas en el sálvame y Pedro Piqueras más lanzado que ciertos sacerdotes hasta el culo de viagra y jaggermeister en una guardería.

Los juristas nos opusimos: Abogados, jueces, funcionarios y fiscales (aunque estos un poco menos) nos posicionamos en contra. El código penal de 1995 tiene una condena máxima de 25 años, y alguien condenado a eso aún no ha salido, por lo que no se puede hablar de si la reinserción es posible o no. ¡Y este es el fin de las penas de prisión! Así lo dice la Constitución y el reglamento penitenciario (Si: la perpetua es anticonstitucional), y sin embargo ahí estamos.
PD: En el código penal de 2003 la condena más larga era de 40 años. Deberíamos esperar a 2043 antes de hablar de reinserción o no.

¿Por qué saco esto? Porque nos han jodido. Tanto oponernos a la puta perpétua y al final ¿que pasó?

Pedro Morate, al descubrir que su ex se va a casar con otro, la engaña para que se reuna con él y la mata, a ella y a una amiga que iba a acompañarla. Oculta los cadáveres en cal viva y huye a Rumanía

David Oubel mata a sus dos hijas, de 4 y 9 años, para vengarse de su ex.

Profesor de música es sorprendido abusando de una niña de 17 meses en Vitoria, da una paliza a su madre, a la que se había ligado la noche anterior y con la que había pernoctado en casa de esta, y tira a la niña por la ventana, que acaba falleciendo días después.

Hijos de puta… Jodidos gastos de oxígeno, puta tragedia con patas… Y ahí tenemos la confirmación. Los tres pedazos de mierda que van a estrenar la Prisión Permanente Revisable son claramente tres casos de violencia machista. Y personalmente me alegro de que les caiga. Pero no ignoro el problema. Estos casos sientan un precedente y abren una puerta. Y con ello vienen a justificar una condena que no habría cambiado nada si en lugar de a la perpetua hubiesen sido condenados a 30 o 40 años.

Ahí tenéis vuestra reflexión de hoy. La violencia doméstica es un problema en este país? Ha servido para justificar la cadena perpétua. Es como decir que dos malas acciones hacen una buena: ¡no la hacen! Una de las tragedias comunes de este país ha derivado a que una medida inconstitucional (o por lo menos ubicada sobre la línea roja que marca la distancia entre lo que es aceptable en España y lo que no, por que ¡joder! ¡Me da igual que Alemania tenga cadena perpetua! ¡Su constitución es suya y la nuestra es otra!)

Me jode mucho tener que escribir esto, pero ¿Está la perpetua justificada? Tenemos tres ejemplos en los que les va a caer con todo el peso, y la gente aplaudirá. Y mi primer impulso para esos tres delincuentes no es otro que tirarlos al mar en un barril lleno de cemento, pero a la vez me siento derrotado al plantearlo. Este no es el país que quiero. Un país donde la ley penal retuerce los límites constitucionales como un banco las condiciones de un préstamo hipotecario para imponer una medida penal excesiva, basada en populismo de corte duro (la mentira probada por el Marqués de Beccaría en 1764 de que la mano dura es la medida correcta en una normativa penal), y que por otro mal de este país, de esta cultura homicida de “la maté porque era mía” acabe dando la razón a Ruiz Gallardón.

Tenemos muchas cosas que replantearnos. Muchas, y muy serias. Como sociedad y como individuos particulares. Sobre lo que hacemos, sobre lo que vemos y sobre lo que toleramos.

Semper fi

Ukio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *