Editorial: A partir de la semana que viene

Sánchez ha dado hoy el discurso mas importante de su carrera. Mañana tendrá lugar la primera votación, pero no se espera mucho de ella. La mayoría absoluta de la cámara no será, casi con toda seguridad, el camino que llevará al candidato socialista hacia la Moncloa. Si es que llega.

Se añade un capitulo más a la telenovelesca democracia española, con líos de cama incluídos. El bueno de Sánchez está, como muy bien definíría un tertuliano cualquiera, en el centro del colchón. Si se gira a la derecha, da la espalda a la izquierda. Y viceversa. Todo muy de mujeres y hombres.

Es, sin duda, un gran momento para prestar atención al panorama político. La cosa está frácamente interesante, observemos:  El candidato en el que ha depositado la confianza el rey apuesta por un pacto con la derecha menos gastada, rechazando a la derecha Popular por vivir acorralada por la corrupción. Algo interesante, ya que, si el viernes el Partido Popular no se abstiene, el proyecto de gobierno de Sánchez no saldrá adelante. El no de Podemos y de PP,  extraños coincidentes, tumbaría la propuesta del candidato socialista.

¿Qué hará Sánchez si no consigue la investidura mañana esta semana? ¿Pensará en reorientar la política de pactos tras la votación del viernes? ¿cambiará de postura en su cama de pactos? Todo esto y mucho más, la semana que viene…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *