Verano, festivales, y Buscando el Paraíso de Lándevir

¡Al fin verano, época de festivales para la cual muchos han estado ahorrando! Hay opciones para todos los gustos, y repartidos por toda la geografía. Muchos grupos acaban de sacar disco, o están en ello, por lo que los festivales serán un entorno idóneo para poder ver en directo sus nuevos trabajos, por ejemplo Ghost, cuyo lanzamiento de Prequelle no deja a nadie indiferente y son uno de los grandes fichajes que hicieron los organizadores del Resurrection Fest de Viveiro.

Por otro lado, junio se lleva a Vinnie Paul, quien fue fundador y batería de Pantera y hermano de Dimebag Darrell. Las causas de la muerte aún son desconocidas en el momento en el que se escribió este artículo, pero sin duda representa una gran pérdida para los amantes de los demoledores ritmos que llevaba.

Hoy hablaremos del último disco de Lándevir, grupo de heavy clásico que añade elementos de música folk. El disco se titula Desde el silencio, y en él nos encontramos un sonido de gran limpieza, de ritmos ligeros y una amalgama de estructuras de diferentes estilos en cada canción.

 

El disco comienza con “Buscando el Paraíso”, y aunque comienza con un toque de flauta, en seguida entran la guitarra y batería anunciando un tema que nos lleva a caballo entre el heavy clásico español, que quiere acercarse al power metal, con voces armonizadas por terceras. El solo la guitarra y la flauta juegan con los ritmos, en un compás irregular, que nos lleva a la influencia de música oriental. “Más allá del mar” comienza al más puro estilo heavy, para luego dar paso a una guitarra limpia, un tema mucho más suave. En el solo, nuevamente la guitarra y la flauta tienen protagonismo. Aquí se empieza a notar la imitación rítmica que muchos grupos del metal alternativo están poniendo de moda. “Libre” es un tema que continúa la línea del disco, y cuyo solo, comienza de manera muy interesante con flautas armonizadas, que luego recoge la guitarra. “Magia” nos da el inicio más de música celta de todo el disco. El tema más ligero y bailable, en el que el toque heavy no tiene presencia, aunque la letra siga manteniendo el hilo con respecto al resto del disco. Las flautas, y el organillo de fondo son los protagonistas del colchón instrumental de este tema. A continuación, “Bodas de Sangre”, “Mi nombre es Rock and Roll”y “Miedo” vuelven a dar el toque heavy. De ellas, es la de “Mi nombre es Rock and Roll” la que más partes de flauta incorpora. “Versos Perdidos” da el pequeño descanso. Si bien tiene partes más intensas, en general es un tema ligero. “Volver” mantiene el mismo toque que su predecesora, reduciendo la intensidad del álbum hasta que ese descanso culmina tan pronto entra “Recuérdame”, el tema que cierra este trabajo. Es una balada de ritmo lento, con solos melódicos de guitarras acompañados de flauta.

Lándevir, ya veteranos en la escena, nos presentan a través de Maldito Records su trabajo. Redordad que puede ser escuchado íntegramente en el canal de youtube del sello, aquí. Algunos ya se han adelantado a mostrar sus comentarios, y las opiniones están altamente divididas entre los que esperaban con ansia este disco y los fans acérrimos de sus primeros tiempos. Si bien es un trabajo con más bien pocos matices, en los que sólo “Magia” es el tema que más se diferencia de entre los otros, para todos aquellos que disfruten con el heavy español más típico es un album que pueden disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *