Blog Invitado: El sueño eterno (1946)

big_sleep_ver4_xlg

Philip Marlowe es un detective privado contratado por el general Sternwood para que le libre del acoso de un chantajista. Lo que a simple vista parece un caso fácil para Marlowe, éste se le complicará, viéndose envuelto en un laberíntico entresijo donde las hijas del propio general, la alocada Carmen y la astuta Vivien Sternwood (las dos principales  «femme fatales» que nos encontraríamos en la obra), estarían también involucradas dentro de él. Segunda de las cuatro películas que protagonizarían juntos la mítica pareja Humphrey Bogart y Lauren Bacall (las otras serían «Tener o no tener (1944)», donde debutaría en la gran pantalla la mencionada actriz, «La senda tenebrosa (1947)» y «Cayo Largo (1948)»). La obra en cuestión estaría dirigida por el polifacético y extraordinario Howard Hawks (un director capaz de rodar cualquier tipo de género, desde filmes de cine negro («Scarface. el terror del hampa (1932)»), westerns («Río bravo (1959)»), musicales («Los caballeros las prefieren rubias (1953)») o comedias románticas («La fiera de mi niña (1938)») sin perder en ninguno de los casos ni un ápice de de calidad cinematográfica) basándose en la novela de Raymond Chandler (escritor y guionista estadounidense también recordado por adaptar la novela de Patricia Highsmith en «Extraños en el tren (1951)» y la de James M. Cain en aquella obra maestra de cine negro titulada «Perdición (1944)» de Billy Wilder). La obra, una sobresaliente película de cine negro que tocaba los elementos del amor, el asesinato y la traición, se caracterizaría por contar en su metraje con una serie de giros argumentales (siendo algunos de ellos, bajo mi opinión, algo liosos) culminados con un final culminados con un final sorprendente y por mostrar en la gran pantalla la hechizante química que desprendía la pareja protagonista Bogart-Bacall, haciendo que sus (conjuntas) apariciones trasladaran, en muchas de la ocasiones, a la propia trama a un segundo plano.

bigs03

Completando el reparto tendríamos a Charles Waldron (actor que fallecería ese mismo año a la edad de 71 años, hecho que contribuiría que su interpretación en esta película fuera la última de su carrera y a la postre su papel más importante dentro de su filmografía) representando al general Sternwood  y a Martha Vickers («El ladrón (1957)»), una modelo que en la década de los años 40 inició una etapa como actriz, dando vida a Carmen, la joven hermana ninfómana de Vivien Sternwood. En 1978, la novela de Raymon Chandler iba a tener una nueva adaptación cinematográfica, esta vez a manos del británico Michael Winner («El justiciero de la ciudad (1974)») con el título «Detective privado (1978)», un flojo film muy inferior a su obra predecedora a pesar de contar en sus filas con el siempre interesante Robert Mitchum («El cabo del terror (1962)») en la piel del detective Philip Marlowe.

Hay que recordar que Robert Mitchum ya había encarnado este personaje anteriormente en «Adiós, muñeca (1975)» de Dick Richard. Como curiosidad, a los 6 meses del termino del rodaje del film se produciría el matrimonio de Bogart y Bacall, enlace que se mantendría hasta la muerte de Humphrey, convirtiéndose así en uno de los matrimonios más sólidos, aparte de atractivos, que ha tenido la historia del séptimo arte.

Título original: The big sleep.
Director: Howard Hawks.
Intérpretes: Humphrey Bogart, Lauren Bacall, Martha Vickers, Charles Waldron, John Ridgely.

Deja un comentario