La Hoguera: A la mierda, odio la navidad

navidad mentiraPues sí, resulta que estas fechas tan señaladas son muy odiables. De hecho, sólo a título personal, ya puedo citar alguna que otra razón:

No simpatizo con el consumismo extremo. Y con eso no quiero decir que no me guste recibir o hacer regalos, no, lo que no me gusta es basar hasta la última faceta de mi existencia en el intercambio de divisas por bienes y servicios. Que no es normal, que dentro de poco los comercios esperarán de media 15 minutos desde que acaba el verano para ir montado los adornos navideños. Y no sé por qué, si es hortera y horrible.

Lo que quiero decir es que la Navidad es la putita del capitalismo, la época por excelencia del consumo y la superficialidad. Si fuéramos coherentes como civilización le cambiaríamos el nombre por «Compra, come y caga», duraría cada vez más y sería exactamente lo que es ahora mismo: Una excusa para comprar cosas que no necesitas y comer como si fueras a hibernar.

El tema de la comida me lleva siguiente punto de mi argumentación, soy diabético, es decir, no puedo tomar azúcar. Ese ingrediente que por estas fechas puedes encontrar hasta en el carbón. La verdad, me siento como si fuese alcohólico y tuviera que ir a terapia grupal en una licorería. Por suerte puedo comprar un montón de mierdas para diabéticos.

Por último, soy ateo, no creo en Dios. Y Estoy de oír hablar de Jesús, de vírgenes que engañan a sus maridos con palomas y de confusas deidades que se dividen en tres hasta lo más profundo de mi bolsa escrotal. Ir a un colegio de monjas ha ayudado mucho más a que sea ateo que a que medrase en mi interior la semilla de la fe. En mi caso, ese árbol se taló hace mucho tiempo.

Pero claro, las navidades tienen ese encanto raro. Ese aura de felicidad vacacional que tiene más que ver con el hecho de no tener que madrugar que con el encanto mismo de la propia festividad. De modo que el engaño es posible, sí, en el fondo es posible que odies la Navidad y incluso ni lo sepas. Por eso he diseñado este estupendo test de tres pasos para saber si eres Papá Noël o el Grinch.

¿Qué sientes cuanto te felicitan por estas fechas?

a)Oh, me encanta.
b)Pues no le doy mucha importancia.
c)A la mierda, odio la navidad.

¿Qué opinas de los villancicos?

a) Me llenan de alegría y fervor navideño.
b) No hacen daño una vez al año.
c) A la mierda, odio la navidad.

¿Es un momento realmente especial para ti?

a) Por supuesto, espero ansioso todo el año.
b) Pues está bien, me gusta.
c) A la mierda, odio la navidad.

Es posible que lo hayáis notado pero, una mayoría de respuestas (c) indica que no eres un gran seguidor de la Navidad.

De hecho, al final, según el test resulta que no odio la Navidad.

Qué cosas, eh?

Deja un comentario