La Hoguera: Church Stuff

¿Qué derecho tienen media docena de viejas a decidir si es moralmente aceptable que la semilla de mi futura prole termine cañerías abajo enrollada en papel de váter después de hacerme una buena manuela?

Delante de estas seguramente no me crecería tanto.
Delante de estas seguramente no me crecería tanto.

Seguramente el mismo que tienen unos cuantos ministros y representantes de la iglesia con pene, para decidir si la vecina del quinto debe traer o no al mundo a un nuevo gilipollas después de follarse a Manolo, el que vive en frente.

La iglesia, ese el punto clave. Todavía estamos con eso, todavía no se puede decir muy alto eso de que Dios no existe, no vayas a ofender a alguien que a diferencia de alguien que no existe, sí puede oírte. La gente que no cree en Dios tiene que tener esa deferencia, tenemos que estar atentos para no ofender a nadie. Creer es sagrado, opinar no. Qué peligroso es eso. A nadie le preocupa que yo me pueda sentir ofendido por el hecho de que el corral de borregos que tenemos por país financie de su bolsillo los festejos de la semana santa. Pero los cristianos se mosquean si insinúas que basan su vida en un montón de gilipolleces. Ya, la verdad es que dicho así suena bastante lógico.

Pero es que hay que ser algo gilipollas para basar tu vida en un libro que en la mayoría de los casos no te has leído. Y esto es -en un porcentaje alarmante de casos- cierto, en ese libro podría especificar claramente:

rect3188 y la mayor parte de la gente no lo sabría. Aunque lo pusiese en la cuarta página.

Normalmente no me meto con la religión, bueno no, normalmente me meto mucho con la religión; joder, me encanta, pero la verdad es que cuando sale el tema del aborto me siento especialmente motivado.

El aborto o la familia, tócate los cojones. ¿Qué le puede decir un cura a, por ejemplo, mi santísimo padre sobre la familia? Pero vamos a ver, alma de dios -¿lo pillais?- pero si tu no has catado hembra*, eh, que no sabes ni por donde hay que meterla… ¿De qué hablas? ¿Cómo es esto posible? ¿Cómo coño puede hablar de familia alguien al que seguramaente le da pudor explicar de donde vienen los bebés?

Vienen del cielo, hijo.

¿De donde viene eso de llamarse padre? Yo no soy tu hijo, eunuco de mierda. Nadie es tu hijo, eres un friki que ha llevado demasiado lejos su librito. La única diferencia entre un fan del señor de los anillos y tú es que él se ha leído más libros. Lo siento pero la mayoría no pasa de falso santón/Pajillero/fan de un tio bastante majo que acabó crucificado y que después de todo puede que ni existiera. Por que a mi, las cosas que pasaron hace dos mil años, llámame raro, las veo ya un pelín lejanas. Y cuando se trata de gente que puede convertir el agua en algo con alcohol sin trabajar en una destilería, pues no sé, me sale la venita escéptica.

Para mi el personal eclesiástico encaja bastante bien dentro de este marco: Tarugos acomplejados especialistas en convertir lo natural en algo vergonzoso, y lo vergonzoso en dogma. Y luego el gilipollas soy yo por comentarlo.

733Luego está el tema de las pajas, sí, las pajas. O los dedos, como más te guste llamarlo seas hembra o macho. Un divertimento ancestral y gratuito que por alguna razón que escapa a mi comprensión todas las religiones tienen cruzado. ¿Por qué es esto así?

No puedo si no sospechar que los grandes mandatarios religiosos se reunieron y acordaron dejar fuera las pajas por competencia desleal. Porque no necesitas religión si tienes pajas. Porque rezar es el equivalente espiritual a la masturbación: obtener consuelo pensando en algo irreal. Asumamos que los pechos como cabezas humanas son eso, milagros. Así que al final es lo mismo, solo que sin orgasmo.

Vaya, se quedaron con la peor parte de algo. Qué sorpresa.

Alfonso Rois Ramiro.

Deja un comentario