Editorial: Mejor no apostar por nadie

Volvemos después de un pequeño parón, han pasado muchas cosas desde el último editorial: El desastre del avión del que sería innecesario y morboso seguir hablando; la victoria del PSOE en Andalucía; y, hasta donde yo sé, la irrupción de Ciudadanos en el panorama político como un cuarto jugador capaz, por lo menos, de mandar al traste todas las quinielas que se venían haciendo.

Así es como parece que va a andar la cosa.
Así es como parece que va a andar la cosa.

Independientemente de las que se hagan, el primer test para estos partidos: Andalucía, deja a Sánchez bien situado. Podría dedicar un libro a hablar de lo poco que me gusta ese hombre o su partido pero parecería Alfonso Rojo con Podemos y tampoco es plan. Además, nadie lo leería.

Podemos, qué es junto con IU los partidos que faltan por mencionar (porque del PP no pienso hablar) parece que se estanca o se consolida, según el medio que más te guste leer. Es difícil no sucumbir o verse afectado por el ataque mediático al que es obvio que está sometido. Lógicamente, también es posible que el bombazo inicial se desinfle. Pero eso no quiere decir que no tenga serias opciones de ganar. A estas alturas la verdad es que el panorama está muy abierto y al menos la cosa andará reñida para estar en el ajo. Prefiero suponer que eso es algo bueno.

Alfonso, el editor

Deja un comentario