Cine de culto: Regreso al Futuro

¡Saludos, cinéfilos! Este mes regresamos al pasado, concretamente al año 1985, para revisitar la película Regreso al Futuro, la más famosa de todas las que implican viajes en el tiempo. Dirigida por Robert Zemeckis y guionizada por él mismo y por Bob Gale, esta película ganó un premio Hugo (específicos de ciencia ficción y fantasía para todos los formatos) y un Saturn (específico de ciencia ficción para películas) y fue nominado a varios Óscars (ganó uno, Mejor Edición de Sonido) y Globos de Oro. Así pues, nos encontramos ante una de las grandes películas de la ciencia ficción, que ha inspirado y sido referenciada en multitud de otras obras, desde la serie de animación Rick y Morty a Austin Powers, pasando por un montón de capítulos de Los Simpson, e incluso mencionada en el Discurso del Estado de la Unión de 1986 por Ronald Reagan.

Es curioso porque muchas veces se implica a Steven Spielberg en la realización de la película e incluso se incluye a esta entre las obras de la “Era Dorada” del director, pero la verdad es que la única relación que tiene Spielberg con la misma es que era muy amigo del director Robert Zemeckis, y le ayudó sirviendo como productor ejecutivo de la película y participando en la promoción de esta.

La historia comienza en 1985, donde seguimos las aventuras del adolescente Marty McFly (Michael J. Fox) en la ciudad de Hill Valley, haciendo lo que cualquier adolescente normal. Pero Marty tiene un amigo para nada normal, un excéntrico científico llamado “Doc” Brown (Christopher Lloyd) que lo cita un 25 de octubre de madrugada para mostrarle algo: ha conseguido crear una máquina del tiempo funcional con un DeLorean. Y para demostrarlo, envía a su perro Einstein un minuto en el futuro. El invento funciona poniendo el DeLorean a 88 millas por hora y gracias al condensador de fluzo, que se alimenta de energía nuclear. Sin embargo, un grupo de terroristas libios (a quienes había comprado el plutonio necesario Doc) entra en escena y asesina al científico. Para escapar, Marty entra en el coche y accidentalmente, activa la máquina del tiempo.

Regreso al futuro 1955

Aparece ahora en el año 1955, y lo primero que decide después de ver que ha viajado al pasado y estamparse contra una granja familiar es intentar encontrar al Doc de 1955 para volver a su época. Sin embargo, se encuentra con su padre y decide seguirlo, alterando sin querer los eventos que harían que sus padres se conocieran y enamoraran. Cuando por fin encuentra a Doc, ambos se dan cuenta de que en una fotografía que llevaba consigo Marty está empezando a desparecer su hermano, lo que significa que han cambiado el pasado y que sus padres no se casaron y tuvieron hijos. Ahora Marty debe conseguir que sus padres se enamoren para poder seguir existiendo, y deberá hacerlo en una semana, cuando caerá un rayo con la energía suficiente para poder volver a su presente. Haciéndose pasar por un adolescente de la época, Marty intentará que su padre George (Crispin Glover) se enamore de su madre, Lorraine (Lea Thompson), mientras evita que sea Biff Tannen (Thomas F. Wilson) el que lo consiga, un abusón que en el futuro se convertiría en el jefe de su padre George. Sin embargo, lo único que consigue es que su madre se enamore de él en vez de de su padre. Urde un plan que implica un rescate heroico por parte de George de Lorraine y aunque no sale como lo planearon, ambos progenitores de Marty acaban yendo al baile juntos. Gracias a Marty, que se integra en la banda de música que toca, sus padres se acaban besando, logrando así reparar el daño que se había causado en la línea temporal.

Marty entonces acude junto a Doc para volver a su tiempo, ya que la caída del rayo es inminente. El joven intenta avisar con una carta a su amigo del ataque de los libios, pero Doc no quiere saber nada ya que influiría en la línea temporal. Con el tiempo pisándoles los talones, Doc consigue enviar a Marty a su tiempo, sin que éste al final pudiera avisarle del evento que le causaría la muerte. Marty intenta evitarlo de igual manera programando la llegada diez minutos antes, pero al volver al presente el DeLorean se apaga y Marty sólo puede asistir otra vez a la muerte del científico justo antes de la partida de su yo del presente-pasado. Al acercarse a Doc, éste se vuelve a levantar, mostrando un chaleco antibalas y la carta que Marty le había escrito en 1955. Doc lleva después al joven a su casa, para después dirigirse al año 2015.

Al día siguiente, Marty se encuentra con que su casa es mucho más lujosa, su padre es un triunfador y es Biff quien trabaja para su padre y no al revés. Marty tiene un coche nuevo, y se dispone a estrenarlo con su novia Jennifer cuando aparece Doc en el DeLorean diciéndoles que tienen que ir con él, ya que sus hijos del futuro necesitan ayuda.

Y ahí acaba la película, con el DeLorean surcando el cielo y dejando la puerta abierta a una secuela. Cabe decir que la secuela no estaba planeada, sino que dejaron el final abierto como un último chiste. La película está llena de ellos, y hace que sea una cinta fresca y divertida, alejada del resto de producciones juveniles más subidas de tono de la época (Porky’s, por ejemplo) pero con un guion redondo y que recibió halagos y galardones por todo el mundo. El reparto, liderado por un Michael J. Fox en el punto álgido de su carrera, seguido por un magnifico Christopher Lloyd y cuya química inunda la pantalla, siendo apoyados ambos por el gran talento de los actores secundarios, es otro de los puntos fuertes de la cinta. En resumen, una gran aventura con mayúsculas, emocionante y atrevida, cuyos diálogos se han vuelto legendarios y cuya historia perdurará para siempre.

Y ahora, algunas curiosidades de la película:

  • El guion fue rechazado 44 veces antes de que les dieran luz verde. El éxito de “Tras el Corazón Verde”, también de Zemeckis, consiguió que los estudios que habían rechazado Regreso al Futuro le dieran una segunda oportunidad.
  • El 26 de octubre de 1985, una multitud se congregó en el centro comercial usado para rodar la película para ver si Marty McFly aparecía en el DeLorean. Obviamente, no lo hizo.
  • Christopher Lloyd dijo que siempre le hubiera gustado hacer una película más en la que su personaje y el de Michael J. Fox viajasen a la antigua Roma.
  • Después del estreno de la película, se comercializaron kits para DeLoreans para hacerlos parecidos a la máquina del tiempo.
  • Fue la película más taquillera de 1985.
  • Las partes del guion que hacían referencia al entonces presidente Ronald Reagan tuvieron que ser enviadas a la Casa Blanca para que las aprobaran para no ofender al presidente. A Ronald Reagan le encantó la parte en la que Doc Brown dice que su elección era algo muy improbable.
  • Durante la escena del baile del instituto, Marty imita a The Who, Pete Townshend, Angus Young de AC/DC, Chuck Berry, Young, Jimi Hendrix y Van Halen.
  • Aunque Michael J. Fox fue la primera opción para interpretar a Marty McFly, Eric Stoltz fue elegido en su lugar por no estar Fox disponible por problemas de agenda. Sin embargo, después de varias semanas de rodaje, el director y los productores acordaron con Stoltz su sustitución, aprovechando que Fox ya estaba disponible. Re-rodar todas las escenas de McFly supuso un presupuesto adicional de 3 millones de dólares. También se les escapó una escena, en la que Marty golpea a Biff y es posible ver la mano y brazo de Stoltz, y durante un par de fotogramas, su cara.
  • Eric Stoltz, actor de método, pidió a todo el rodaje que lo llamaran Marty para mantenerse en el papel todo el tiempo, incluso cuando no estaban rodando. Cuando se despidió del rodaje, Christopher Lloyd preguntó quien era el tal Eric, ya que pensaba que el auténtico nombre de Stoltz era Marty.
  • La película fue prohibida en China por ser la idea de los viajes en el tiempo “irrespetuosa con la historia”. A día de hoy esa prohibición se ha levantado.
  • La Escuela de Cine de la Universidad de California del Sur usa el guión de esta película como “Ejemplo del guión perfecto” en sus clases.
  • Michael J. Fox dijo que el personaje de Marty, caracterizado montando en monopatín, persiguiendo a las chicas e interesado en tocar música, con esperanzas de convertirse en una estrella del rock, es un retrato muy fiel de cómo era él mismo en su adolescencia.
  • Se usaron tres DeLorean reales en toda la producción.
  • En la versión original en inglés, Marty es llamado Calvin Klein en 1955. En el doblaje español, el nombre es Levi Strauss, y en el francés es Pierre Cardin.
  • La serie animada para adultos Rick y Morty se inspira en esta película, siendo sus personajes principales caricaturas de los de Regreso al Futuro.
  • Cambiaron el velocímetro del DeLorean por otro con más capacidad porque, aunque el vehículo puede alcanzar las 88 millas por hora, el velocímetro original sólo marca hasta las 85 mph. El que le pusieron llega hasta las 95 mph.
  • La película mantiene el récord de ser número uno en cartelera durante tres meses.
  • Las guitarras que usa Marty durante la película son: Erlewine Chiquita, Ibanez black Roadstar II y Gibson 1963 ES-345TD.
  • La maqueta de la ciudad que enseña Doc a Marty para demostrar su plan es la misma maqueta usada para filmar alguna de las escenas.

Nos despedimos por este mes, pero recordad, allá donde vamos, ¡no necesitamos carreteras!

Davidrago


Un comentario sobre “Cine de culto: Regreso al Futuro

  • el julio 6, 2019 a las 5:06 pm
    Permalink

    Stranger Things 3 le rinde un bonito e ingenioso homenaje a este filme ochentero!!!

    Respuesta

Deja un comentario