Música electrónica: The Chemical Brothers

Si te gusta la electrónica, te guste The Chemical Brothers o no, has escuchado varias de sus canciones en la radio o en medios especializados. Este dúo de djs y compositores británicos tienen la clave del éxito y están donde tienen que estar en el momento preciso. Cuando saliera su “Push the Button”, allá por el 2005, ¿no se bailaba “Galvanize” por todas partes? ¿Acaso su tema aproximación al techno “Hey Boy Hey Girl” del disco Surrender (1999) no es una pieza que vas a escuchar en cualquier garito de electrónica vayas donde vayas para subir el ritmo de la noche? Saben donde tienen que estar, lo hacen genial y unido a su calidad tienen agarrado al éxito por los …

Breve historia del dúo

Los británicos Ed Simmons y Tom Rowlands, originarios de Londres y amigos por un largo tiempo, formaron en Manchester, ciudad a la que se mudaron por estudios (y para vivir la vibrante escena musical de la ciudad a comienzos de los 90), un dúo electrónico llamado “The Dust Borthers” en el 1993, luego de pinchar bajo varios nombres en locales de la ciudad durante dos años. Tras formar el grupo crearon varias mezclas que se convirtieron en populares entre sus fans, como “Song to the Siren” o “Chemical Beats”. En 1995 se hicieron residentes del pequeño pero muy influyente “Heavenly Sunday Social Club”, una escisión dominical del Albany Club donde coincidieron con grandes músicos del momento e hicieron buenas y poderosas amistades (véase Noel Gallagher, que colaboró con ellos en varias canciones).

En 1995 se vieron obligados a cambiar su nombre debido a amenazas de los Dust Brothers originales, por lo que pasaron a llamarse ya The Chemical Brothers en referencia a su “Chemical Beats”. En ese mismo año comienzan la producción y sacan al mercado su primer álbum, “Exit Planet Dust”, disco que se convierte en un éxito inmediato. Desde entonces han publicado nada más y nada menos que 9 álbumes, el último hasta ahora, “No Geography”, suena de lujo y ha salido hace días. También han sacado varias compilaciones, mezclas y hasta un disco en directo (“Don’t Stop”, grabado en Japón). Ya desde hace años sus discos son esperados con ansia por los fans, sea para bailar o para hacer un viaje introspectivo a raíz de lo hipnótico de sus sonidos.

Lo que no puedes perderte

No podría recomendar ninguno de sus discos como el mejor, pero si puedo nombrar el “Push the Button” (2005) y “We are the Night” (2007) por ser los primeros discos del dúo que tuve en mis manos y en mi discman (discos que hoy en día sigo escuchando de principio a fin) así como las canciones “The Test” (Come with Us, 2002) y “Elektrobank” (Dig your Own Hole, 1997) por considerar el primer tema simplemente genial y el segundo una canción que me levanta siempre el ánimo.

Deseo fervientemente que os intereséis por ellos si no los conocéis, no en vano, fundaron el Big Beat con Fatboy Slim y The Prodigy (pronto hablaremos de ellos también) y han explorado tanto que cada canción te hace viajar a un lugar distinto de tu mente. Su música va del techno en algunos temas a la psicodelia más pura y absoluta y, a un servidor, esa psicodelia lo hace soñar.

Escuchadlos con atención y dad fe de su calidad.

Free Yourself. Dance!

Manuel J. Maside


Deja un comentario