La serie: Nip Tuck

Es posible que muchos no hayáis oído hablar de esta serie. Sin embargo, Nip Tuck fue una revolución en su momento, contando con una gran acogida y rompiendo con los esquemas en el momento de su estreno, se podría decir que ha convertido la oferta televisiva norteamericana en la gran apuesta cinematográfica que conocemos a día de hoy.

Cargada con un alto contenido sexual y violento, trata temas que en su momento fueron excesivamente polémicos como la familia, la homosexualidad, el incesto, las drogas y numerosas filias sexuales. La serie nos presenta un drama médico sobre dos cirujanos plásticos interpretados por Dylan Walsh (Deuda de sangre, El padrastro) y Julian McMahon (Embrujadas, Los 4 Fantásticos, Runaways) cuyas vidas comienzan a desmoronarse por culpa del estrés, la lujuria, la adicción y la envidia.

A lo largo de sus 6 temporadas y 100 episodios vemos cómo evolucionan dichos personajes de una forma muy humana, guiados por sus impulsos y emociones mientras se enfrentan a los retos de su profesión, con las intervenciones estéticas como elemento adicional. El Parents Television Council, entidad que fisga en la programación televisiva en Estados Unidos, promovió una campaña para retirar la serie debido a la emisión de una escena de sexo entre cuatro personas. Obviamente, la protesta acabó siendo un fracaso y, la serie, un éxito.

Mucho se puede decir sobre una serie que acapara múltiples nominaciones y premios en su palmarés, así que vamos a contar algunas curiosidades sobre la misma para daros ganas de ver esta gran producción que no merece caer en el olvido.

Bajo el título en España de A golpe de bisturí nos llegó esta serie, con nombres todavía más curiosos en otros países. En Hungría, se llama Bajo el cuchillo; los lituanos conocen la serie como El cuchillo de la belleza; y los rusos, como Partes del cuerpo.

Como comentábamos anteriormente, la serie se compone de 100 episodios. En cada uno de ellos aparece un paciente distinto que precisa una intervención diferente, dando lugar a numerosas situaciones variopintas. De hecho, y exceptuando el capítulo piloto, los nombres de los pacientes dan título a los capítulos en los que aparecen.

Seguro que el nombre de Misha Collins evoca en muchas mentes el personaje de Castiel en la serie Sobrenatural. Sin embargo, mucha gente no sabe que también aparece en Nip Tuck, concretamente en el capítulo «Manny Skerritt», donde podemos verle llegando a autofelarse. Fue debido al defecto congénito de su columna vertebral que el actor sufre que consiguió este papel.

Otro nombre conocido y de mayor duración en la serie es el del actor Peter Dinklage, conocido por una amplia mayoría como Tyrion Lannister en Juego de Tronos. Aquí podemos verle en el papel de Marlowe Sawyer, cuidador de bebés. En cierto momento de la serie podemos ver a un gran Peter Dinklage… literalmente hablando: se imagina como sería su vida si se sometiera a una operación de estiramiento para ser más alto.

Si no habéis visto esta serie, o si solo habéis oído hablar de ella, os recomendaría encarecidamente verla. Se trata de una maravilla a nivel narrativo. El único problema que le encuentro es que es difícil hacerse con ella, ahora mismo no se encuentra disponible completa en ninguna plataforma legal de visionado.

¡Que la disfrutéis!

Eduardo Miguel


Deja un comentario