Música electrónica: Avicii

Quizá escuchar ahora el tema “The Nights” del 2014, canción que habla de lo que se deja en el mundo como recuerdo tras la muerte, sea entendida coma una especie de testamento que Avicii nos dejó quizá anticipándose a su suicidio en Mascate, Omán, el 20 de abril de 2018, a los 28 años. Murió joven, muy joven, agobiado por la fama, las giras y posibles problemas de salud que lo llevaron a tomar tan dramática decisión.

Tim Bergling, que así se llamaba, nació en Estocolmo, Suecia, el 8 de septiembre de 1989. Desde los 16 años comenzó a crear música electrónica con un selecto gusto. Bajo el seudónimo de Tim Berg sacó su primer éxito, “Bromance”, que alcanzó buenos resultados en las listas europeas. Con ese tema lo descubrí yo escuchándolo en un bar, y no es por echarme flores, pero en aquel momento supe que iba a ser un grande.

Tras cambiarse el seudónimo a Avicii llegó al estrellato con el tema “Levels”, que se convirtió en un himno de la electrónica allá por el 2011. Recuerdo ir de bar en bar por las noches pidiendo ese tema para saltar y desfasar. Le siguieron más sencillos como “Silhouettes”, que lo continuaron aupando como una revelación de la electrónica de baile o EDM. Pero Avicii no era un dj más, y se preocupó por explorar introduciendo instrumentos no propios del estilo o colaborando con todo tipo de artistas. El estilo de Avicii se volvió totalmente original y reconocible y llegaron las alabanzas.

En eso llega en el 2013 el disco“True”, con singles de gran éxito como “Wake me up” o “Hey Brother”, que lo llevan a lo más alto, lo convierten en un innovador y le generan una gran masa de fanáticos. El álbum será remixado por él mismo en un ejercicio de fuerza.

En 2015 saca un nuevo trabajo, “Stories”, que lo vuelve a encumbrar. A estas alturas Avicii es un dj de renombre mundial. Llena allá a donde va, y es respetado por ser mucho más que un pinchadiscos: es un compositor que crea un sonido original.

En 2016 empiezan los problemas. Se retira de las giras por motivos de salud, pero sigue colaborando con muchos artistas, aunque cada vez está más harto y cansado. Comienza una vuelta al mundo en 2018 para descansar, pero su cuerpo aparece muerto en un hotel de Omán. La noticia conmociona a sus fieles seguidores, pero no sólo a ellos, también a cualquiera que ame la música, cualquiera que tenga corazón.

Su testamento musical es el álbum “Tim”, editado póstumamente en 2019 con doce canciones que no te dejarán indiferente, pues tanto innovación como experimentación se hacen totalmente patentes. Un disco para recordar a Tim Bergling y para reverenciarlo como el magnífico artista que era.

Avicii y yo éramos de la misma quinta, de 1989. Todos mis amigos y yo nos quedamos un poco atontados por su muerte, siendo tan joven. No obstante, a pesar de su corta carrera, su huella en la música es notable. Álbumes como “Tim” y canciones como “The Nights”, sentidos con el corazón, nos harán enamorarnos de su obra. Y además, Avicii era un artista al que apreciar no sólo por su música: también era un filántropo, todos los que lo conocieron dijeron que era una gran persona. .

Avicii. Por siempre.

Manuel J Maside


Deja un comentario