Cine Clásico: Network

Título:        Network, un Mundo Implacable

Año:        1976

País:        EEUU

Duración:    121min

Director:    Sidney Lumet

Guion:     Paddy Chayefsky

Dir.Foto:    Owen Roizman

Música:    Elliot Lawrence

Productora:    Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) / United Artists

Reparto:    Faye Dunaway, William Holden, Peter Finch, Robert Duvall, Beatrice Straight

Wesley Addy, Ned Beatty, Arthur Burghardt, Bill Burrows, John Carpenter

Prólogo

En tiempos de fake news, bigdatas, redes sociales y algoritmos nos hemos olvidado de  aquellos “brujos del cine” que predijeron el futuro. Uno de ellos, Sidney Lumet, retorció las conciencias de los espectadores en 1976 con la obra más premonitoria sobre la TV. Basándose en un hecho real (siempre superando a la ficción), Lumet nos adelantó el grado de manipulación que ejercen los medios sobre nosotros. Un mensaje terrorífico que seguimos sin descifrar por  falta de autocrítica. Los manipulables siempre son otros, esas personas ignorantes que se dejan llevar por los mensajes populistas de los políticos o los consejos de belleza de un presentador casposo. Cualquier espectador avezado sabe que en TV todo es mentira, un show de entretenimiento que ralla la ficción; “A mí no me manipulan. Sé perfectamente lo que veo. Nadie me puede engañar”. Y así seguimos el autoengaño, aumentando su poder y reduciendo nuestro raciocinio.

Network
      Howard Beale en su salsa

Breve análisis

Howard Beale (Peter Finch), un veterano y decadente presentador de TV, es despedido por los bajos índices de audiencia de su programa. Un amago de suicidio en directo provocará la indignación entre los productores de la cadena, que a su vez, descubrirán cómo sacarle partido.  

No sería objetivo ni mentiría al decir que esta película es una OBRA MAESTRA en MAYÚSCULAS. Un ejercicio perfecto de estilo y narración audiovisual que mantiene la atención del espectador sin un minuto de descanso. La historia de Beale se entremezcla con varias subtramas maravillosas que nos introducen en un Mundo Implacable(y real), creado por y para los espectadores.  

Un Mundo de yonkis, adictos a los mensajes violentos y de exaltación, a las pitonisas sexys que adivinan tu futuro, a los concursos de preguntas ridículas que sortean un kit de cuchillos de cocina, en definitiva, a la realidad que seguimos sufriendo.

Es curioso que dos películas como Taxi Driver y Network se hicieran el mismo año. Dos de los mejores guiones de la historia del cine unidos por una misma fecha, 1976. Esto no fue casual.  EEUU acababa de superar la resaca de la guerra de Vietnam, el primer conflicto bélico emitido “en directo” en TV. Desde entonces las guerras se dividirían en dos frentes: el militar y el televisivo (ahora añadiríamos las redes sociales)

El Cuarto Poder, término acuñado por el político y escritor Edmund Burke en el siglo XIX, se refiere a la influencia directa de la Prensa (en un principio escrita) sobre las decisiones políticas, económicas y sociales de cualquier País.  Network es una muestra del grado de sugestión ejercido por un medio televisivo a sus espectadores y a los mismos trabajadores de la cadena.

Más allá de la crítica mordaz al poder de los Mass Media, el film transmite una serie de historias melodramáticas que mantienen el interés de aquel espectador que aún no se ha dado cuenta de lo que está viendo. El productor Joel Schumacher y su rutinaria vida familiar se rompen con la aparición de Diane, una femme fatale interpretada por la maravillosa Faye Dunaway, que ejercerá de ejecutiva visionaria convirtiendo a Howard Beale en una nueva estrella del discurso televisivo.

En confianza diré que Faye Dunaway(Chinatown, Bonnie and Clyde) es una de las actrices de las que más veces me he “enamorado”(y seguiré haciéndolo).

La ambición de los ejecutivos de la cadena y su obsesión enfermiza por los ratings de audiencia, desemboca en un final surrealista a la altura de cualquier peli de Tarantino. Repasemos. Un presentador loco con hilarantes discursos en prime time, unos productores sin escrúpulos y manipuladores, un grupo terrorista con ansias de poder y una historia de amor trágica se mezclan en una película con mucho más trasfondo del que parece. Y si no me creen, hagan la prueba. Vean Network y ya me dirán si después de verla no se han quedado “patidifusos” pensando en lo triste que es nuestra sociedad. 

NOTAS 

  • La historia real que inspiró a los guionistas fue el suicidio en directo de la presentadora de informativos Christine Chubbuck en 1974.
  • La película recibió 4 premios de la Academia(Oscar), entre ellos el de Peter Finch(Howard Beale) como mejor actor a título póstumo(murió antes de la entrega de premios).
  • “Estoy más que harto y no quiero seguir soportándolo”; es la frase definitoria del film y que repite en su monólogo Howard Beale, creando así una conexión directa con los telespectadores.  
  • Howard Beale es una especie de viejo Joker con gabardina.
  • Nightcrawler(2014)  es de las pocas películas que tratando el mismo tema están a la altura de Network. Eso sí, con un tono mucho más oscuro.
  • Sidney Lumet ha dirigido dos de mis pelis favoritas: 12 Hombres sin Piedad y Tarde de Perros.
            Diane(Faye Dunaway) usando su poderoso encanto

Análisis de Hugo Fernández Balseiro


Deja un comentario