Especial: Las 7 peores películas de 2019

Hoy vamos a hablar de aquelas películas estrenadas en 2019 que, a nuestro juicio, suponen poco menos que una decepción al espectador. Hablaremos de las 7 peores películas de 2019. No quizás las peores de todo, sino de aquellas cintas de las cuáles se podría haber esperado un trabajo muy decente queal final fue un chasco.

7. Alita, Ángel de combate

En su momento, la crítica a esta película recibió tantos insultos que casi pensamos que nos iban a mandar cartas bomba. El caso es que nos pareció el típico producto insulto y precocinado con un guion mediocre que pasa sin pena ni gloria por nuestras taquillas, un potencial desaprovechado que sin embargo sí logró recaudar el doble de lo invertido.

6. Rambo, Last Blood

El final de una leyenda. Tuvimos también ocasión de reseñarla aquí con cierto pesar al ver caer tan bajo a un Rambo irreconocible, se puede resumir en un intento fallido de stallonizar las películas tipo Venganza que volvieron a poner en el mapa a Lean Nesson pero que aquí solo desposeen a Rambo de su personalidad y carácter. Un final pésimo para una saga probablemente ya demasiado alargada.

5. Terminator, Dark Fate

Y de una leyenda pasamos a otra, aunque la verdad, la franquicia de Terminator ha sufrido bastante más el paso del tiempo y el paso por caja que Rambo. Arnold Schwarzenegger volvía en uno de sus legendarios papeles de la mano de Linda Hamilton, la Sara Connor original, en lo que prometía ser una interesante de redirección de la saga. No obstante, se trata de una película que hace más justicia a la saga que las anteriores pero que tiene un guion malo y peca también, como la de Rambo, de desvirtuar el carácter del mítico T800. Los toques de corrección política, para variar, tampoco ayudan.

4. Hellboy

Prometía ser un reboot en clave para mayores de 18 que empezó decepcionando al no contar con Benicio del Toro en la dirección y finalmente terminó siendo un desastre descafeinado (llegó a Europa censurada) que no aportaba realmente nada nuevo a las películas protagonizadas por Ron Pelman y que apenas tiene un par de escenas salvables. Como era de esperar, su recaudación queda por debajo de su presupuesto.

3. It, capítulo 2

Otro intersante parecía que sí pero no es It capítulo 2. Esta revista la reseñó en su momento y sorprendió el terrible desbarajuste de algo que prometía, como poco, sacar brillo a la vieja versión (la miniserie de tv) y aterrarnos con lo que se esperaba fuese el gran estreno de terror del año. El resultado fue una confusa cinta adolescente a medio camino entre humor y terror que ni hacía gracia ni daba miedo. El terror psicológico no se veía por ningún lado y, en su lugar, se abusa del cgi para mostrar mucho más de lo que era necesario. Todo un chasco para los fans.

2. Los Ángeles de Charlie

Hablamos de un estreno que a día de hoy constituye una auténtico fiasco en taquilla. Lo que debería ser una película de acción que recaudase un buen saco de millones se convirtió en un panfleto feminista mal ideado y peor ejecutado que no se salva ni como mero entretenimiento. Las escenas de acción no funcionan y para colmo, la directora (que es también guionista y protagonista), culpa del fracaso del filme ni más ni menos que al machismo. Podemos usar una expresión aquí que irónicamente viene al caso: con dos cojones.

1. Cats

Pero si hablamos de chascos, hay que hacerse a un lado para contemplar la madre de todos los desastres de este año: Cats. El esperado musical que vió la luz este 25 de diciembre ya es uno de los mayores fiascos que se recuerdan en mucho tiempo y más si pensamos que no ha recaudado aún (también es verdad que sigue en taquilla) ni 20 de los casi cien millones que costó. No sabemos como, Tom Hooper, que ha dirigido cintas como El discurso del Rey o Los Miserables dirige también este monumental despropósito. No es tampoco en el elenco actoral donde falla pues tenemos nombres de mucha categoría entre actores y cantantes: Taylor Swift, Jason Derulo, Ian Mckellen, Judy Dench, Idris Elba, James Corden, Jennifer Hudson y otros muchos. El primer problema con esta cinta, además de que no funciona como lo que fue ideada, es que es incómoda de ver. Las caras humanas insertadas en cuerpos de gatos antropomórficos resultan al grueso de la gente que lo ha visto, como poco, eso, incómodas. Dicho de otra manera, da mal rollito. Narrativamente se dedica a presentar personajes en lo que es una sucesión de canciones que no tiene sentido como película que la hace, cuanto menos, soporífera. Tiene sus puntos fuertes en la música y el trabajo de luces y decorados pero no llega a compensarlo y la crítica se ha cebado con ella. Para que os hagáis una idea, aquí van los comentarios más hilarantes que he encontrado de críticos profesionales:

Peter Travers Rolling Stone «Atención, espectadores en busca de la peor película del año: tenemos una ganadora de última hora (…) Puntuación: 0 (sobre 5)»
Tim Robey Telegraph «Un desastre siniestro del que nadie sale ileso (…) Puntuación: 0 (sobre 5)» 
Ty Burr
Boston Globe
«Me queman los ojos. Oh, dios mío, mis ojos (…) Puntuación: ½ (sobre 4)»
Matt Goldberg Collider «Si intentas verla sobrio (como yo hice) es una experiencia retorcida en la que nada funciona» 
David Sexton London Evening Standard «Casi tan obscena como ‘The Human Centipede’ (…) Todo está mal. Sean humanos o felinos, ¿qué ha pasado en esas ingles tan expuestas por los leotardos? (…) Puntuación: ★★ (sobre 5)» 

Deja un comentario