Rap: Kase.O

Un hito, una leyenda viva del rap en español. Eso es lo que diría de Kase.O si tan sólo tuviese algo más de media docena de palabras para definirlo, afortunadamente, tengo muchas más.

Los inicios

Javier Ibarra Ramos, natural de Zaragoza y por méritos propios un auténtico pilar viviente del rap español, empezó su carrera con tan sólo 13 años. Hoy en día, siendo ya un hombre de casi cuarenta, se puede decir que lleva más de veinte de ellos en la cúspide de un género que a menudo se caracteriza por una infernal y cruenta competitividad. Y en este mismo ambiente ha logrado erigirse, para muchos, como el mejor rapero de habla hispana de la historia.

En el vídeo de arriba podemos apreciar a un jovencísimo Kase.0, con sólo 15 años, en 1995, haciendo mover cuellos cuando el rap en español no era más que un género en desarrollo que estaba aún empezando a salir de su etapa más underground. Ese fue uno de sus primeros éxitos, pero a diferencia de hoy día, su difusión se limitaba a las cintas piratas, sin grandes medios ni plataformas de difusión ni más criterio para su esparcimiento que el más simple y puro gusto de escucharle. Ahí empezaba lo que ahora ya es historia.

Javier Ibarra comenzó su andadura en el rap motivado por su hermano, Brutal, integrante de Gansta Squad. Esto es algo curioso de mencionar pues, precisamente, Kase.0 es de una u otra forma hermano mayor de una amplísima hornada de raperos tanto dentro como fuera del perímetro español. Ahí radica uno de sus grandes méritos, ha enseñado rap prácticamente desde que lo aprendió él y hay muy pocos mc´s que le sucedieran que no lo tomaran como una de sus referencias.

Su época anterior a Violadores del verso se define por dos trabajos: Rompecabezas y Dos Rombos, escritos y grabados cuando Kase.O no era más que un adolescente que, como hemos descrito, ya empezaba a resonar en el panorama nacional con ese Soy de Aragón. Tras formarse Violadores del verso a raíz de la conjunción de los miebros de Gansta Squad (Brutal y Lírico) y los Bufank (Hate y R de Rumba) con el propio Kase.O, empezó su consolidación como artista y su etapa más madura como rapero.

Con Doble v

En 1998 vio la luz Violadores del verso, álbum homónimo de la banda que aún tendría entre sus integrantes a dos Ibarra pues, Brutal, el hermano de Kase.O, aún era miembro del grupo como Dj y productor. En 1999 vió la luz Genios, un disco ya con muchas más canciones que incluye hitos como Máximo Exponente. Podría referir cualquier otro tema, pero un servidor aún recuerda ir rapeándolo de camino a casa sin pudor ni vergüenza cuando no era más que un adolescente maravillado por un estilo musical que apenas estaba empezando a conocer.

A Genios le sucedió Atrás, el primer máxi del grupo. Rap sólo universidad sentaba cátedra, muestra de la evolución de los versos de unos violadores que tenían caña para rato. Ese mismo año, 2001, sale Violadoes del verso + Kase.O Mierda. Es este trabajo donde podemos ubicar uno de los más icónicos temas de la bestia maña de rap: Mierda

La razón por la que este tema es tan célebre es porque es el cierre de una de las disputas más conocidas del panorama nacional. El beef entre Metro y Kase.O comenzaría con un tema del propio Ibarra: Mc. Esta canción, del primer disco de violadores, tenía un tono bastante hardcore que acaba con perlas como «te vas a hacer gárgaras con la regla de tu puta madre» que, por una razón un otra, molestó a Metro. Dicha molestia se tradujo en Gran mc, mejor persona, que criticaba la actitud de Kase.O. Bien, pues Mierda es la respuesta que zanjaría la disputa. Evidentemente el paso de los años y la madurez de ámbos es ahora muy distinta pero, entonces, Metro tuvo que distanciarse un poco de la escena. Se podría decir que Kase.O prácticamente lo borró del mapa. Por supuesto, hoy día hace mucho que ámbos mantienen una relación cordial.

En 2001 también vería la luz otro de los más icónicos trabajos del grupo: Vicios y virtudes. La homonima Vicios y virtudes, Trae ese ron o Ninguna chavala tiene dueño son algunas de las perlas del disco tras el cuál llegaría el segundo maxi del grupo, en 2002, Bombo Clap.

A partir de este segundo maxi el grupo se toma unos años de respiro para volver con el tercer maxi, Haciendo lo nuestro, que sería a la vez un anticipo de Vivir para contarlo. Ambos salieron en 2006 y tuvieron una gran acogida por parte de un público sediento de Doble v. Como novedad, cuando sacaron este disco ya eran lo suficientemente populares como para ser noticia en las televisiones, algo que, por aquel entonces, era toda un logro para el rap patrio.

De nuevo en solitario

Estos son algunos, que no todos, de los discos más importantes que Kase.O sacó con Violadores del verso. Hasta ahora hemos conocido al Javier Ibarra más hardcore, que no deja de estar ahí hoy en día, pero al que se sumaría un Kase.O más maduro y en búsqueda de sonidos nuevos. En 2009 empezaría una gira con un grupo de jazz, y fruto de la gran aceptación que tuvo esta, se gestaría Kase.O JazzMagnetism. Un trabajo con quince temas que mezcla sus rapeos con instrumentales más orgánicas en una fusión de estilos que hacían converger el rap y el jazz como si estuvieran hechos el uno para el otro.

Años más tarde, en 2015, vería la luz Previo, el maxi que adelantaba lo que es por ahora su último disco en solitario: El círculo, que vería la luz al año siguiente. Este último trabajo representa el culmen de la madurez del artista, la apuesta por nuevas estéticas, la ruptura de prejuicios e incluso la superación de la depresión que sufrió viviendo sólo en Colombia mientras escribía el disco. De esto mismo hablaba en una entrevista años después de su lanzamiento.

El lado humano de la leyenda que se desnuda en un disco variado y genial en el que los fans de toda la vida lo tienen francamente difícil para no encontrar al menos unas cuantas canciones con las que recordar porqué le pesa la corona a Kase.O. Pero no se trata sólo de eso, no es un disco que desmuestre unicamente el buen estado de forma del artista, sino que sirve al propósito mayor, y esto lo podemos ver en la entrevista, de reconciliarlo consigo mismo y con sus dos facetas. La esencia de un hombre plasmada en un disco.

Echamos la vista atrás con todo su trabajo y es más que palpable la evolución de estilo, de estética y de contenido de su discografía tras ese Soy de Aragón. Podemos verlo crecer a través de su música y conocer desde la distancia a una de las figuras más relevantes y auténticas del rap nacional.

Cómo nota curiosa y aunque muchos ya lo sabréis, Kase.O no tiene precisamente un sólo aka: Javat, Javato Jones, Jodeculos Ibarra, Ningún tipo de orden, Kaos, Palmera, La palmera que se dobla pero aguanta el huracán, Javi y Versátil son los otros alias por los que se le conoce. ¿Pero de dónde viene Kase.O? Pues hace años algunos rumores decían que dicho nombre provenía de la conocida marca de relojes Casio, pero el mismo lo dismintió. El origen es más obvio, las letras K, A, S, E favorecían el trazo en el ámbito del graffiti y por eso se deció por ese alias, al que sumaría posteriormente una O.

Alfonso Rois


Deja un comentario