La serie: Perdidos

Un avión se estrella en una isla. No, no hablamos de ninguna tragedia, sino del inicio de una de las series más míticas y que tuvo en vilo a toda una legión de seguidores, iniciando el fenómeno seriéfilo: hablamos, como no podía ser de otra forma, de Perdidos.

Estrenada el 22 de septiembre de 2004 en la cadena ABC, la serie nos narra las aventuras de los pasajeros del vuelo 815 de Oceanic que, misteriosamente, se estrelló en una isla aparentemente desierta en la que ocurren cosas muy misteriosas. La serie generó tal furor en los países en los que se emitió que, de media, llegó a generar unos 16,1 millones de espectadores en Estados Unidos durante su primera temporada.

Hablemos ahora de ciertas curiosidades que rodean a la serie, que no son pocas:


  • El episodio piloto de la serie se rodó en la isla de Oahu, en Hawái, y se convirtió en el momento de su estreno en el piloto más caro de la historia, con un coste entre 10 y 14 millones; actualmente, este puesto lo ostentan Terra Nova y Boardwalk Empire.

  • Como mencionábamos antes, el piloto de Perdidos fue emitido el 22 de septiembre de 2004. Esta fecha es, además, la misma en la que el vuelo 815 de Oceanic sale de Los Ángeles rumbo a Sidney en la serie.

  • No existe ningún personaje que aparezca en los 121 episodios de la serie. El record lo tiene el personaje de Hurley, que aparece en 118 de los episodios.

  • ¿Recordáis a Jack, el médico con el que arrancaba la serie y que era el indiscutible protagonista? Seguro que muchos no sabéis que, en su momento, el actor que lo iba a encarnar era Michael Keaton. Sin embargo, el actor cambió de idea cuando la cadena ABC decidió no matar a su personaje durante este primer episodio: el actor abandonó el proyecto al no querer comprometerse con un papel regular en una serie.

  • De hecho, la muerte de Jack iba a servir para que el personaje de Evangeline Lilly, la pecosa Kate, se convirtiera en la líder del grupo.

  • El fuselaje del avión estrellado en la serie fue utilizado como instrumento de percusión para lograr algunos de los sonidos que se escuchaban durante la serie.

  • Charlie, el encantador personaje al que daba vida Dominic Monaghan, tenía una fuerte adicción a la heroína, de la cual logró desengancharse. Sin embargo, durante ciertos momentos se vio tentado al sostener en sus manos dicha droga. Para estos momentos, el actor inspiró su actuación en la de Andy Serkis como Gollum al sostener el anillo único. Curioso, pues Dominic Monaghan encarnó al hobbit Merry Brandigamo en la trilogía cinematográfica de El señor de los anillos.

  • La serie tuvo tal éxito que su episodio final se emitió simultáneamente en nueve países, entre ellos España. Un hecho catastrófico, pues la cadena encargada, Cuatro, decidió no contratar a profesional y dejar la traducción y el subtitulado simultaneo al cargo de fans, lo que provocó desincronizaciones e incluso la desaparición de los subtítulos durante periodos que alcanzaron incluso los cinco minutos.

  • El final suscitó numerosas teorías por parte de los fans: todos estaban muertos y aquello era el infierno, era un experimento científico,… Incluso llegó a aflorar una teoría que afirmaba que todo era un sueño de Resines.

  • Seguro que si has visto la serie te acuerdas de Vincent, el inolvidable perro que aparece en numerosas ocasiones. ¿Sabías que, en realidad, es una hembra que se llama Madison?

  • Mientras la tercera temporada estaba siendo emitida, la cadena ABC se reunió con los guionistas y les pidió una fecha para el final de la ficción televisiva, así como el número de episodios para hacerlo. Tras meditarlo, Damon Lindelof y Carlton Cuse decidieron que necesitaban 48 capítulos divididos en tres temporadas más. 

  • Una de las constantes de la serie fue la secuencia numérica 4, 8, 15, 16, 23, 42. Aunque estos números no tenían ninguna relación entre sí, sumados daban 108, un número de gran simbología y solemnidad en religiones orientales como el budismo o el hinduismo. Era, además, el número de minutos que tenían que esperar para introducir dicha secuencia en el ordenador, y el número de días que estuvieron los supervivientes en la isla antes de que los “Seis de Oceanic” fueran rescatados.

  • De estos seis números, el 23 es el más utilizado en la serie. Kate es denunciada por 23.000 dólares, la puerta de embarque del vuelo 815 de Oceanic es la 23, así como el número de asiento de Jack y la habitación en la que experimenta Dharma.

  • El personaje de Sawyer fue uno de los más queridos por el público. Sin embargo, originalmente no iba a estar interpretado por Josh Holloway, sino que iba a ser alguien más viejo, profesional y trajeado: se decidió cambiar el personaje y darle el papel a Holloway después de que este se enfadara al olvidar una de sus líneas durante el casting.

  • De hecho, el primer seleccionado para interpretar al pícaro timador fue Forest Whitaker, quien declinó el papel para dirigir la película Una hija diferente.

  • La serie surgió cuando el director de la ABC, Lloyd Braun, pidió una ficción que fusionara la película Naúfrago y el reality de televisión Supervivientes. Lamentablemente para él, fue expulsado de Disney debido al alto coste del episodio piloto.

  • El personaje de Benjamin Linus iba a desaparecer a los dos episodios, pero el actor Michael Emerson dejó tan buena impresión que se alargó su actuación y se reescribió su personaje; sin embargo, el personaje interpretado por Adewale Akinnuoye-Agbaje, el señor Eko, desapareció de la serie de forma prematura debido a una petición expresa del actor que lo encarnaba.

  • Los guionistas tenían un particular método para elegir sobre qué personaje iba a tratar cada episodio: sacando nombres al azar de un sombrero.

  • Jorge García, el encantador Hurley, fue el primer actor convocado a la grabación y tuvo que perderse la boda de su hermana para acudir a la producción.

  • La última palabra de una serie con tanta simbología es importante y significativa: esa palabra fue “you” (“tú”).

Tristemente, no existe a día de publicar estas líneas ninguna plataforma desde la que ver la serie en España. Si bien es cierto que supuso una gran revolución y es fácil encontrar la serie en DVD y BluRay, esperamos que en breves algún servicio de streaming vuelva a animarse a ofrecernos esta ficción que cosechó tantos éxitos y premios como detractores debido a un final que no acabó de contentar a todos. ¿Y tú, qué opinas de su polémico final?

Eduardo Miguel


Deja un comentario