Especial: Dando color al cine

Apartar la escena cinematográfica de lo que son el resto de las vertientes artísticas sería como apartar el momento de la muerte, del conjunto de la vida; una acción inútil. A menudo, el cine se convierte en la unión perfecta de otros campos artísticos, y por ello, en este artículo, trataremos la presencia en el cine de otro tipo de artistas: los pintores. Son numerosos los biopics creados sobre pintores, así como innumerables las incursiones de algunos artistas plásticos en el papel de directores cinematográficos. Por ello, hoy damos a conocer una lista sobre los mejores diez Biopics de pintores. Confío en que el registro que he elaborado sea del agrado de los más exigentes amantes del arte pictórico.

10. “Sobrevivir a Picasso” (1996)

Calificada como llena de tópicos y sin ritmo, esta cinta dirigida por James Ivory está basada en una polémica biografía de Arianna S. Huffington. Drama que retrata la vida del pintor, sus amores y sus pasiones. En 1943, la joven pintora Françoise Gilot conoce a Pablo Picasso (Anthony Hopkins). Durante los siguientes diez años se convertiré en su musa y pareja, proporcionándole inspiración, además de dos hijos. Con el paso del tiempo, asistirá desilusionada a la aparición de nueva presencia femenina en la vida de Pablo. Además, se verá obligada a soportar sus caprichos, su extraño sentido del humor y su tacañería. Se trata de un sórdido retrato de Picasso en los años comprendidos entre 1943 y 1953, donde se nos muestra a un Pablo agresivo, cruel, ególatra y destructor, pero nunca al creador; sino más bien a un artesano imitador, carente de mundo interior.

9. “Yo disparé a Andy Warhol” (1997)

Dirigida por Mary Harron, este Film está basado en la verdadera historia de Valerie Solanas. Su argumento es sencillo y directo: Valerie, tras escribir el guion para una película, se propuso que Andy Warhol la produjera, pero, cuando el artista lo rechazó, ella le disparó. Su estilo es cercano al documental. Nos muestra a Andy ejerciendo de polifacético mecenas, un excéntrico millonario que explota un estilo pop-art basado en la plasmación de objetos cotidianos reproducidos en serie y precursor de la utilización de los mass-media para la promoción personal. En esta cinta, encontramos personajes estrafalarios provocativos, muy acorde con el mundo de Warhol, pero que chocan frontalmente con una Valerie Solanas incomprendida y estafada. Lili Taylor estuvo nominada a mejor actriz en la Asociación de críticos de Chicago por su papel de Valerie.

8. “Los fantasmas de Goya” (2006)

Stellan Skarsgard se convierte en Goya, bajo la dirección de Milos Forman. En la España de 1792, el pintor de la Corte de Carlos IV se ve implicado en un gran escándalo cuando su adolescente musa (Natalie Portman), es acusada de herejía por un importante miembro de la Inquisición (Javier Bardem).

Stellan Skarsgard interpreta a Francisco de Goya, conocido tanto por sus coloridas obras, como por las oscuras descripciones de la brutalidad de la vida y guerra en nuestro país. Sus personajes parecen surgidos de los más oscuros sueños del autor de Los caprichos y Los desastres de la Guerra. Estamos ante un Goya, con sus luces y sus sombras, convertido en el hilo conductor de esta historia. El film nos transporta a varios actos de alto interés artístico e histórico, tales como: desde sus sesiones de pintura con la reina María Luisa, los tribunales de la Inquisición, los encuentros entre Carlos IV, el futuro Fernando VII y Napoleón; a los paseos de las majas por los jardines del Retiro, la invasión napoleónica o los fusilamientos del 2 de mayo.

7. “Big Eyes” (2014)

Con un globo de oro a mejor actriz (Amy Adams) y varias nominaciones, Tim Burton nos presenta en la historia de Margaret y Walter Keane. A principios de los años 60, Walter Keane era uno de los artistas más famosos de Estados Unidos, gracias a los retratos que pintaba, los cuales pronto se hicieron famosos debido a los peculiares y enormes ojos llenos de tristeza con los que dotaba a sus personajes: niños, mujeres y animales. El pintor se codeaba con grandes estrellas de Hollywood como Natalie Wood, Jerry Lewis o Kim Novak, algunas de las cuales llegaron a pedirle que las retratara. Incluso el propio Andy Warhol alabó el trabajo de Keane, pero en el ascenso de Keane a la cima del arte surgió un problema que no se conocería hasta varios años después: el autor de esas pinturas no era él; sino su esposa. El director se queda en lo superficial, y no en la fascinante historia que hay detrás.

6. “Mr. Turner” (2014)

Mike Leigh dirige la biografía sobre el pintor británico Turner, film por el que obtuvo cuatro nominaciones a los Oscar y el premio a la mejor película en los premios BIFA. Turner fue un artista reconocido e ilustre miembro de la Royal Academy of Arts, vive con su padre y su fiel ama de llaves. Es un personaje bien posicionado en la sociedad, no se ciñe a lo estrictamente “bien visto” para buscar la inspiración y a menudo acude a lugares impopulares como burdeles en busca de estímulo. A pesar de su fama, también es víctima de las burlas del público y del sarcasmo de la sociedad. Profundamente afectado por la muerte de su padre decide aislarse. No obstante, toda su vida dará un giro cuando conoce a Mrs. Booth, propietaria de una pensión familiar a orillas del mar. La crítica calificó la cinta como bella y magnética, además de considerarla como una de las mejores películas sobre la vida de pintores.

5. “La joven de la Perla” (2003)

Holanda, año 1665. La adolescente Griet entra a servir en casa de Johannes Vermeer, quien consciente de las dotes de la joven para percibir la luz y el color, irá introduciéndola poco a poco en su particular mundo. María Thins, la suegra de Vermeer, al ver que Griet se ha convertido en la musa del pintor, decide no inmiscuirse en su relación con la esperanza de que su yerno pinte más cuadros. Griet se enamora de Vermeer, aunque no está segura de cuáles son los sentimientos del pintor hacia ella. Finalmente, Vermeer pinta a Griet. El resultado será una magnífica obra de arte. Bonita, cruel y triste han sido los calificativos que ha recibido el film. Dirigida con mucho talento por Peter Webber, obtuvo como premio merecido numerosas nominaciones a los Oscar, Goya o Baftas.

4. “Pollock: La vida de un creador” (2000)

Si el pintor Jackson Pollock hubiera escrito el guion de su propia película, hubiese sido fiel a la adaptación cinematográfica dirigida e interpretada por Ed Harris. Destaca el magistral modo en el que el director nos muestra con imágenes concretas la complejidad del pintor al crear sus obras de arte. La historia se ambienta en Nueva York, en la década de los 40. Jackson Pollock y Lee Krasner, pintores y amantes, se conocen en el epicentro del mundo artístico neoyorquino. Cuando contraen matrimonio deciden trasladarse al campo, lo que obliga a Lee a abandonar su trabajo para entregarse en cuerpo y alma al arte de su esposo. Pollock empieza a crear una obra extraordinariamente original que lo convierte en el primer pintor moderno de los Estados Unidos. Pero la fama y la fortuna llegan acompañadas de dudas existenciales y episodios violentos. Una película trágica y compleja, a la vez que cargada de emoción.

3. “Frida” (2002)

La historia de la famosa y polifacética activista y pintora mexicana Frida Kahlo ha sido llevada a la gran pantalla en más de una ocasión, pero en ninguna ocasión de un modo tan acertado como en este caso. Julie Taymor centra el argumento de la película en las tormentosas relaciones amorosas que mantuvo Frida: desde su larga y complicada relación con su mentor y marido, hasta su controvertido e ilícito affaire con Leon Trotsky, pasando por sus provocativas aventuras amorosas con diferentes mujeres. La directora consigue mostrarnos el carácter radical, revolucionario, e incluso a veces anárquico de Frida en todos los aspectos de la vida. El personaje protagonista está interpretado por una increíble Salma Hayek que le llevará a conseguir varias nominaciones a mejor actriz, entre ellas un Oscar y un BAFTA.

2. “El sol del membrillo” (1992)

Documental dirigido por Victor Erice sobre el pintor Hiperrealista Antonio López. En él contemplamos el proceso creativo del artista, a través de la contemplación de un membrillo. Una clase magistral de tempo pausado y asombrosa sencillez que trata de seguir el rastro evolutivo de la creación de una obra de arte. El documental obtuvo un inesperado éxito de taquilla y muy buenas críticas. «El sol del membrillo» es un film de autor, personal y diferente que no te deja indiferente: o te atrapa o te aburre. A los amantes de la pintura les llegó a fascinar hasta el punto de convertirse en una referencia del mundo artístico.

1. “Loving Vicent” (2017)

Impresionante largometraje dentro del género de animación. Esta formidable apuesta polaca dirigida por Dorotea Kobiela y Hugh Welchman está en su totalidad compuesto por pinturas animadas. «Loving Vincent» es un film homenaje a Van Gogh en el que cada fotograma es un cuadro pintado sobre óleo, tal y como el propio Vincent lo hubiera pintado. Sus 80 minutos de duración están compuestos por 56.800 fotogramas que han sido dibujados, uno a uno, por una gran cantidad de excelentes pintores, durante varios años. Es una película fascinante en el plano visual, que brilla por su originalidad y personalidad. Me atrevería a decir que a través de cada fotograma se va profundizando cada vez más en el incomprendido mundo interior del artista con un toque bastante poético.

Espero de corazón que les haya gustado este artículo. Si no, me disculpo de antemano parafraseando al genio de la pintura Paul Klee: Mi mano se ha convertido en el instrumento obediente de una voluntad remota. Así que ya saben, no he sido yo, ha sido la voluntad de mi mano.

Andoni La Red


2 comentarios en “Especial: Dando color al cine

  • el mayo 24, 2020 a las 7:54 am
    Permalink

    Me encanta este artículo, muy original

    Respuesta
  • el mayo 24, 2020 a las 2:23 pm
    Permalink

    Loving Vicent es una masterpiece 👏👏

    Respuesta

Deja un comentario