Electrónica: Armin Van Buuren

La pregunta del millón: ¿quién es el rey del trance, Tiësto o Armin Van Buuren? El de Leiden (25 de diciembre de 1976), ha sido cuatro veces número uno de la DJmag, el récord. Su programa de radio, A State of Trance, donde expone sus gustos sobre lo mejor del género, se ha convertido en un éxito internacional y hasta es caballero de la orden de Orange-Nassau. A base de discos, sencillos, residencias en lugares como Ibiza y espectaculares giras se ha ganado el corazón de millones de fieles seguidores.

Comenzó su carrera a finales del siglo XX con proyectos como Gouyrella, con Ferry Corsten, del que sacó más rédito que su compañero. En 2001 comienza con su programa de radio. En 2008, ya en la cúspide, alcanzó con su álbum Imagine el número uno de las listas de ventas neerlandesas, la primera vez que un álbum de electrónica lo hacía. Quizá una reverencia a un estilo tan holandés y que tanta fama ha dado al país. En cuanto a sus primeros trabajos, destacan Shivers y 76, discos en los que el trance destacaba por su calidad.

A pesar del estilo diluido en el que se ha convertido el trance, en 2019, Van Buuren aún era el cuarto de la DJmag. Ese mismo año sacaría el que hasta ahora es su último trabajo, Balance. Ha evolucionado hacia un dance más amable, como casi todos los djs de su época o posteriores. No obstante, con temas como “Off the Hook», del disco Embrace de 2015, sigue demostrando que en su corazón hay todavía lugar para el trance.

Álbumes como Imagine o Mirage, con colaboraciones como la británica Sophie Ellis-Bextor o la cantante metal neerlandesa Sharon den Adel (Within Temptation), lo ayudaron a extenderse por el gusto popular. De todos modos, es conveniente destacar que la lista de artistas con los que ha colaborado es extensísima.

Otro hito de su carrera es la creación, junto con Maykel Pyron y David Lewis, de la firma discográfica independiente Armada music, actualmente un sello fundamental en la música electrónica. En cuanto a sus Tours y conciertos, se podrían dividir en: los Armin Only, giras extensas por toda la geografía mundial, y sus apariciones en festivales como Tomorrowland o Ultra entre muchos otros.

Quien iba pensar que aquel joven interesado en la computación y en Jean-Michel Jarre, con su sintetizador, llegaría tan lejos. Como curiosidad, es interesante mencionar que Armin Van Buuren es licenciado en derecho.

Pero volvamos a la pregunta que abría el texto: ¿quién es el rey? ¿Van Buuren o Tïesto? Pues simplemente da igual. Ambos han hecho muchísimo por la música contemporánea. Van Buuren es un apellido reconocido y valorado de Las Vegas a Kuala Lumpur. Su valor se haya en cómo ha expandido el género, en haber hecho bailar y gozar a millones de personas.

Armin Van Buuren es, en efecto, una marca mundial. Colaboró con la empresa neerlandesa Philips a la hora de crear una mesa de mezclas amateur para el público aficionado.

El éxito de Van Buuren se basa en lo fresco de su música y su espíritu contagioso. Armin es un buen tipo, y eso vale mucho, porque la alegría se contagia.

Ojalá siga dándonos música por muchos años.

Manuel J Maside


Deja un comentario