Rock & Metal: Heart shaped box

A menudo la historia de la música, y dentro de esta especialmente la del rock, nos ha ido mostrando como entre los prodigios que han emanado en las diferentes épocas han surgido profundos vínculos con el infortunio y como a estos iconos les ha sobrevenido todo tipo de tragedias. Desde la caída del joven Mozart de las cortes de Viena a la más absoluta pobreza, pasando por los trágicos decesos de leyendas como Jim Morrison o Jimi Hendrix por el abuso de las drogas, hasta los asesinatos de John Lennon o Tupac Shakur entre otros. La historia de la música muestra un patrón que confirma que en muchos de los casos la tragedia es el precio a pagar por la eternidad. Probablemente el mayor exponente de todo lo comentado hasta el momento sea el denominado “Club de los 27”, es decir, un grupo de artistas que durante las décadas de la segunda mitad del siglo pasado y las primeras de este han fallecido a la temprana edad de 27 años. Dentro de este se integran, junto a los ya mencionados Hendrix y Morrison otras leyendas como Janis Joplin, Brian Jones o Kurt Cobain, protagonista en el día de hoy con su canción Heart Shaped Box, una de las más desgarradoras de su discografía con Nirvana.

Nacido en 1967 en el seno de una feliz familia residente en la periferia de Seattle, Kurt Cobain tuvo una infancia feliz que de la noche a la mañana se vería patas arriba por el divorcio de sus padres, el otrora chico que alegraba con su música a sus vecinos se había convertido en un adolescente introvertido y problemático que canalizaba toda su rebeldía a través del vandalismo y la música. Tras ser rechazado sistemáticamente por su propia familia, Kurt encontró una nueva en Krist Novoselic y Dave Grohl, otros dos jóvenes que como él sólo querían encontrar su lugar en el mundo. Fue de este modo como nació Nirvana, la gran banda por antonomasia del grunge que convertiría a Cobain en el líder espiritual de la Generación X. Con ella alcanzaría la fama mundial gracias a sus dos primeros álbumes de estudio; Bleach y especialmente Nevermind, trabajo que los catapultaría definitivamente al estrellato. La vida parecía volver a sonreír a Kurt, pues había encontrado el éxito y había formado una familia con su esposa Courtney Love y su hija Frances Bean, aunque, sin embargo, nada sería tan fácil como cabría esperar, puesto que la fama actuaba en él como un puñal que cuanto más crecía más agrandaba la herida. Durante estos años el consumo de heroína era una constante en la vida de un atormentado Kurt que sacaría todos sus demonios en 1993 con el lanzamiento de su tercer álbum In Utero, y especialmente con el sencillo Heart Shaped Box, un ecléctico canto a su degradación personal.

Si algo caracteriza tanto a la letra como al videoclip, en el que se pueden observar la crucifixión de un anciano Jesús vestido como Santa Claus, una señora desollada persiguiendo fetos o una niña ataviada con la capa del Ku Klux Klan, es la abusiva presencia de recursos metafóricos y grandes cargas de simbolismo que denotan el rechazo del vocalista a su propia vida tal como se muestra en el propio título de la canción, que se ha asociado a un útero, del cual habría sido arrancado, en alusión también al propio nombre del álbum. En su global no hay una corriente que se aventure a dar una interpretación a Heart Shaped Box, aunque se afirma que el propio Kurt confesó a sus biógrafos que se había inspirado en los niños con cáncer para componerla, pues este era un tema que le provocaba una gran pena. De este modo cobrarían sentidos tanto los versos <<…I wish I could eat your cancer when you turn black>> como la presencia de niños en el videoclip. No obstante, la versión más extendida y popular afirma que toda la letra gira entorno a la tormentosa relación entre Cobain y su esposa Courtney Love, quien se encargó de demostrar en redes sociales que la canción versaba sobre su propia vagina. Existe también una vertiente más negativa que afirma que Kurt buscaba plasmar una relación tóxica a través de partes como <<She eyes me like a Pisces when I am weak I’ve been locked inside your heart-shaped box for weeks >> haciendo una alegoría del signo Piscis como la parte más oscura de la naturaleza femenina, es decir, la naturaleza de Courtney Love.

Por lo tanto, con Heart Shaped Box, independientemente de la interpretación que cada uno quiera darle, sólo se refleja el idilio de Kurt con la tragedia, el vínculo de un hombre que no nació para ser feliz, y que a través de su música compartió con el mundo un alma rota en mil pedazos.

D. Andrade


Deja un comentario