Cine de culto: Reservoir Dogs (1992)

Reservoir Dogs es el título que elevaría al estrellato a uno de los directores más emblemáticos, conocidos y controvertidos del cine, hablamos, como no puede ser de otra manera, del genio Quentin Tarantino. Aunque ahora es una estrella de categoría mundial, el bueno de Quentin solía trabajar en un videoclub mientras planeaba dirigir su primer largometraje con sus amigos con un presupuesto de tan sólo 30.000 dólares.

Finalmente contaría con mucho más prespuesto, nada menos que 1,2 millones de dólares. La producción subió de nivel al implicarse Harvey Keitel no sólo como actor, sino como productor también. Este cambio de presupuesto, que situaba al film ya más o menos fuera del mundo indie pero lejos aún del presupuesto de grandes producciones, sería parte del responsable de que esta cinta situara el apellido Tarantino en primera línea de Hollywood y a Reservoir Dogs como una de las obras independientes más importantes de todos los tiempos.

La cinta relata la historia de seis atracadores profesionales a los que se les encarga un trabajo que sale mal. A partir de ahí la cinta toma un cariz más centrado en averiguar quién de los implicados es el infiltrado, todo ello, por supuesto, con dramáticas consecuencias. El elenco actoral incluye al propio Tarantino, que hace de señor Marrón, pero también figuran en la cinta el ya mencionado Harvey Keitel (señor Blanco), Tim Roth (señor Naranja), Chris Penn (Nice Guy Eddie), Steve Buscemi (señor Rosa), Lawrence Tierney (Joe Cabot) y Michael Madsen (señor Rubio) entre otros. Por supuesto, una cinta tan relevante en la carrera de Tarantino, y por ende, tan importante para el cine en general, deja tras de sí una generosa cantidad de curiosidades que pasamos a desgranar a continuación:

  • Durante la primera proyección de la película en el festival de Sundance, Tarantino se levantó y exigió que la pararan. Esto sucedió porque la lente del proyector no era panorámica y no se ajustaba al metraje de la película -rodado en panorámico- por lo que apenas se estaba viendo la mitad de la imagen rodada.
  • Se le ha dado muchas vueltas a la razón por la que Tarantino tituló así la película. Aunque está descartado, uno de los orígenes más aceptados solía ser que, cuando trabajaba en el videoclub, le recomendó a un cliente la cinta fracensa Adios, muchachos; que en francés vendría a ser algo como Au revoir les enfants. El tipo, supuestamente, le habría contestado que no quería ver nada de reservoidogs. No obstante, la película no estuvo disponible en Estados Unidos hasta después de que Tarantino ya era un realizador consolidado. Lo que sí se estima como cierto es que el director tuvo la aguadeza de vender el título a los productores inventándose que se trataba de una expresión que se utilizaba mucho en la Nouvelle Vague, a sabiendas de que no conocían el idioma y de que no se iban a enterar.
  • Lawrence Tierney y su alcoholismo dieron muchos problemas en el rodaje, tantos que Tarantino llegó incluso a despedirlo, aunque luego se retractó de la decisión. En una ocasión fue incluso necesario pagar la fianza del actor para llevarlo directamente al rodaje, había acabado en el calabozo por amenazar con un arma de fuego a su sobrino.

  • La escena en al que el señor Blanco le susurra al oído al Señor Naranja ha sido doblada de múltiples y variadas formas dado que el audio original no es realmente audible. En español dice un comedido «Voy a peinarte para que estés guapo», pero intaliano dice «¿Quieres que también te la casque?» y en francés no se guarda nada y arremete con un atrevido «¿no querrás una mamada?».
  • James Woods despidió a su agente tras enterarse de que Tarantino había hablado varias veces con él para ofrecerle un papel y este lo había rechazado por estar muy por debajo de su caché habitual.
  • La cinta fue rodada en un tiempo récord, Tarantino tiene fama de economizar muy bien sus producciones. El rodaje sólo duró 35 días, que es, para la industria, muy poco tiempo.
  • El nombre real de señor Rubio (Michael Madsen) es Vic Vega. El apellido coincide con otro personaje de Tarantino: Vincent Vega, el icónico personaje de Pulp Fiction. El mismo director confirmaría más tarde que ámbas películas están conectadas por esta relación de parentesco. Hasta tenía pensando un proyecto, Double V Vega, con ámbos actores. Finalmente no se llevo a cabo.
  • Aunque para muchos esta cinta supone el debut de Tarantino, y en cierto modo lo es porque supuso su irrupción como director con todas las de la ley, antes de Reservoir Dogs rodó My best friend’s birthday, una película que Tarantino no recuerda con mucho agrado y que se quemó parcialmente. De la venta de los derechos de ese libreto a Tony Scott vendría una parte del presupuesto de Reservoir Dogs.
  • Aunque finalmente fue el presupuesto fue mayor de lo esperado, hubo que economizar al máximo. Hasta el punto de que la ropa era propia de los actores, incluso el Cadillac del señor Rubio era propiedad del actor.
  • Como tampoco había dinero para detener el tráfico, la escena en la que Buscemi (señor Rosa) le roba el coche a una mujer y escapa tuvo que rodarse con los semáforos en verde.
  • Por último y aunque viendo las imágenes parezca mentira, la legendaria escena en la que señor Rubio (Michael Madsen) tortura al policía tuvo que ser interrumpida por la manifiesta aversión a la violencia de Madsen. El problema con esta ya difícil escena para el actor se acentuó al irmprovisar Kirk Baltz (el policia) la frase «Tengo un niño pequeño en casa». Y es que, el propio Madsen acababa de ser padre.

Alfonso Rois



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *