fbpx

La serie: The office

Si hablamos de sitcoms, pocas han sacudido la televisión tanto como esta modesta distribuidora de productos de papelería de histriónicos personajes y alocadas peripecias. Si bien es verdad que los puristas considerarán un sacrilegio preferir la versión americana a la inglesa, es decir, a la creación original de Stephen Merchan y Ricky Gervais, también hay que reconocer que si bien se perdió el canto de la primicia con el remake, la trascendencia y popularidad de la versión americana son palabras mayores. Sea como fuere, aunque la versión yankee fue creada por Greg Daniels, tuvo a bien mantener a los dos creadores de la inglesa en nómina como guionistas. Y el resultado, que a priori fue un poco decepcionante en cuanto a crítica, terminó convirtiéndose en una de las comedias de situación más queridas de la historia de la televisión. Cosechando premios y muy buenas cifras de audiencia a través de nueve temporadas en el aire, además de dejar un gran calado en la memoria colectiva y, por supuesto, todo un reguero de curiosidades:

1. “That’s what she said” (eso fue Lo que dijo ella)

Una de las frases más repetidas por Michael Scott, el personaje de Steve Carell. Concretamente, la repite 34 veces durante la serie. En total, la frase se pronuncia unas 50 veces.

2. Un posible cambio de nombre

Aunque todos la conocemos como The Office, el título original de la serie inglesa, lo cierto es que en cierto momento la NBC se planteó llamarla The American Workplace. La verdad es que como nombre no tiene mucho gancho.

3. La participación de John Krasinsky en la Intro

Si nos fijamos en las primeras imágenes de la intro de The Office, las que muestran el pueblo de Scranton, nos daremos cuenta de que quizá no tienen un perfil muy profesional. Esto se debe a que fueron grabadas por el propio John Krasinski, Jim en la serie, momentos después de saber que le habían dado el papel. Ya se le empezaban a notar maneras al que luego dirigiría éxitos como A Quiet Place.

4. El spin-off de Dwight que no pudo ser

Para quien no lo sepa, el mismísimo Dwight pudo haber tenido un spin-off, se titulaba The Farm y cuenta con un piloto, pero no llegó a cuajar. Una lástima para los fanáticos del carismático y peculiar personaje. De todas formas, si tenéis ganas de ver a Rainn Wilson como protagonista, que sepáis que protagonizó Backstrom, donde interpreta a un excéntrico detective con tendencias autodestructivas.

5. La webserie de Creed Bratton

Aunque no es lo mismo que una spin-off, puede que te consuele saber que antes de iniciar la sexta temporada se estreno Blackmail, una pequeña webserie protagonizada por Creed en la que pretende sisarles unas perrillas a sus compañeros por medio del chantaje.

6. Un mal día para una buena audición

Una de las curiosidades más notorias de la serie es que Leslie David Baker tenía un día pésimo el día que realizó la audición para su papel del oficinista gruñón Stanley Hudson. El tráfico, los nervios y su ropa mal planchada lograron situarle justo con la dosis de humor perfecta para ponerse en los zapatos del célebre cascarrabias de la serie.

7. Las otras opciones para interpretar a Michael, Jim y Dwight

La primera opción para interpretar a Michael, fue Bob Odenkirk (Breaking Bad, Better Call Saul). Pero no fue el único candidato ilustre, por peculiar que pueda parecer, James Gandolfini (Los Soprano) también se pensó para el papel, pero lo rechazó para interpretar a Tony Soprano.

Rainn Wilson, conocido en la serie como Dwight, inicialmente audicionó para el papel de Michael. Curiosamente, John Krasinski, habría hecho lo mismo inicialmente para el papel de Dwight, pero logró convencer a los productores de que le dejaran interpretar a Jim después de que estos encontraran a un mejor Dwight que él mismo.

8. Apariciones de famosos

A lo largo de las nueve temporadas de la serie, han tenido lugar numerosos cameos de personalidades muy conocidas, la mayoría actores y actrices, pero también personalidades como Warren Buffet. Podemos citar también a Jessica Alba, Will Ferrell, Idris Elba, Jim Carrey, Jack Black o Christian Slater entre otros muchos, algunos pueden verse en el vídeo.

9. Un set frío para un protagonista sudoroso

Debido a la tendencia a sudar de Steve Carell, la temperatura del set tuvo que bajarse lo máximo posible dentro de unos límites aceptables (alrededor de unos 17 o 18 grados) para evitar que el actor empapara su ropa en sudor.

10. El posible divorcio que nunca ocurrió

Al parecer, según el propio actor John Krasinski revelaría tras finalizar la serie, en la última temporada estuvo sobre la mesa la idea de que Pam y Jim se divorciaran. No obstante, tal cosa no llegó a ocurrir.

11. Embarazo Real

Durante la octava temporada, cuando Pam aparece ya con su barriga de embarazada, Jenna Fisher realmente estaba embaraza en ese momento. Concretamente, de su primer hijo.

12. Actores y guionistas

Algunos de los actores como B.J. Novak (Ryan), Paul Lieberstein (Toby), Mindy Kaling (Kelly), Larry Wilmore (Sr. Brown) o el propio Steve Carell (Michael Scott) escribieron episodios para la serie.

13. La esposa de Steve Carell aparece en la serie

Nancy Carell estuvo presente en la serie a lo largo de siete episodios. Una breve historia de amor que ilusiona a Michael, pero que le hace terminar con el corazón roto. Por suerte, no en la vida real. A día de hoy siguen casados.

14. Bromas caras

Uno de los ejes más atrayentes de la serie es la relación entre Jim y Dwight, sus continuas jugarretas son francamente hilarantes. Lo que no es tan gracioso es el precio que se estima que habría costado a Jim en la vida real hacer todas estas pequeñas travesuras, nada menos que alrededor de los diez mil dólares en no menos que unas ciento veinte bromas.

15. El momento más caro de la serie

Todos sabemos que una de las subtramas más relevantes de la serie, es el amorío entre Jim y Pam, por lo tanto, no es de extrañar que el momento más caro de la serie fuese el momento en que Jim le propone matrimonio en una gasolinera. La razón de que sea el momento más costoso de la serie es porque se decidió replicar una tienda y una gasolinera, lo que tuvo un costo de 250.000 dólares.

Bastida


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.