Myth, el nuevo album de Diego Sanjorge

Diego Sanjorge es un joven guitarrista ourensano que recientemente se ha hecho un hueco en la escena del metal gallego. En los últimos años, ha destacado su habilidad con las seis cuerdas tocando con artistas de renombre dentro de la escena del rock y el heavy nacionales como Pacho Brea, así como múltiples colaboraciones con músicos dentro y fuera de nuestro país. En su discografía, además de estar En algún lugar de ninguna parte y La razón del tiempo, de Pacho Brea, existe un EP, Killing Machine, de Iron Hunter, proyecto llevado a cabo junto con el guitarrista Alex Sixtrings y Emi Ramírez y que salió en vinilo bajo la discográfica alemana Underground Power Records. A fines de octubre de 2017 además, ha sacado el primer disco instrumental en solitario, titulado Myth. En él, además colaboraron otros artistas residentes en Ourense como Celso Grande, quien se ha encargado de las orquestaciones, y José Rubio, quien se ha encargado no sólo de los bajos, sino que lo ha producido y masterizado en los estudios Meigasound. Myth ya está disponible para su escucha en portales como Spotify, o para su compra en formato físico a través de la tienda oficial a la que se puede acceder desde su página de Facebook, y próximamente en su página web.

Myth, como su propio nombre indica, es un homenaje que Diego Sanjorge hace a la leyenda de San Jorge y el dragón, y lo presenta en un disco casi conceptual muy bien hilado dividido en tres bloques. Cada bloque representa cada una de las partes de la historia imaginada, y se dividen por suaves interludios que son un reposo para el oyente antes de los temas más cañeros. La calma siempre viene antes de la tempestad, y así es en este disco, cargado de influencias de heavy metal clásico y destilando potencia en cada acorde.

El tema que abre el disco, “Prelude, Gracia”, es un tema lento introductorio, muy atmosférico, en el cual las orquestaciones tejen el soporte para una guitarra limpia y cristalina que se corta para dar paso a “Wyvern’s Lair”, un tema en el que un doble bombo demoledor sirve de soporte rítmico a un riff en el que se nota la influencia del metal de los años noventa. Cañero de principio a fin, da paso a “The Betrayer”, que comienza con un toque oscuro, potente, pero que se hace muy agradecido de escuchar y que combina con otras partes más alegres, optando por ritmos atresillados que le dan gran variedad. “Holy Quest” es el tema que cierra este primer bloque, más alegre que su predecesor y con unas líneas melódicas muy interesantes, que mantienen la epicidad entre las diferentes secciones que lo componen.

El segundo bloque está presentado por “Interlude I: The Sword”, el cual siendo el tema más corto con un minuto de duración supone un giro total a lo que hasta ahora estaba sonando. Una guitarra limpia, con un alto grado de reverberación que crea una textura ambiental muy relajante que da paso a “Deus Vult”, un tema en el que tras una breve intro, voces corales de fondo acompañan la transición hasta que entra la melodía de la guitarra, y que vuelven más adelante en las partes más potentes. Le sigue “Broken Chalice”, el cual de los temas del disco quizás sea el que más se acerca al metal moderno, y al metal alternativo, especialmente en el motivo que comienza a partir del primer minuto de escucha, un pasaje que contrasta con el resto de temas y son embargo encaja con naturalidad. El siguiente en la lista, “Inner Strife”, cierra este segundo bloque, empezando suave, y manteniendo una dinámica más o menos estable y que cierra fadeando para dar paso al último y más breve de los bloques de este disco.

Este último bloque nuevamente está presentado por una guitarra limpia, ambiente suave y relajado, que da paso al último tema del disco, “Raven Feathers”, una balada suave en la que el piano hace su aparición para poner una base en la que desarrollar las melodías de la guitarra hasta que entra la batería, que da un soporte rítmico lento pero potente, hasta cerrar suavemente con el piano, cerrando el disco y su historia con la misma tranquilidad que empezó.

Además de esta reseña de su disco, que no deja indiferente, nos hemos acercado a Ourense a hablar con su autor,Diego Sanjorge, y que nos pudiera comentar de primera mano un poco tanto de su carrera como del proceso creativo de Myth.

¡Comenzamos! Diego,¿Cómo te metiste en el mundillo del metal?

Diego: Pues… para ser concretos rock vengo escuchando desde pequeñito casi porque mi padre escuchaba Raibow, Deep Purple… cosas así por el estilo que sonaban en casa y me gustaban. Pero lo que es así Metal como tal… creo que con once años o así, que llegó mi primo con el Gods of War de Manowar, y ahí me abrió un nuevo mundo de posibilidades, y fue cuando empecé a consumir metal por mi cuenta y dejarme las greñas

¿Qué bandas o guitarristas influyeron en tu manera de tocar?

Diego: Obviamente Ritchie Blackmore, fue el guitarrista que empecé a estudiar así en principio, pprque era el que más me gustaba y quería imitar. Luego con el tiempo también escuchaba metal instrumental, ya de aquellas escuchaba a Paul Gilbert, Yngwie Malmsteen y gente así… para mí era lo máximo. Luego ya con el tiempo, pillé la onda de Jeff Loomis y hoy en día es de los que más me influencian a la hora de tocar.

¿Compusiste alguna vez para otra gente?

Diego: No, nunca compuse para nadie, más allá de añadir solos, colaborar con solos… Lo mío original normalmente son los solos en Pacho Brea y poco más.

Vamos con Myth… ¿Por qué un disco instrumental?

Diego: Porque me gusta ya de siempre, ya antes de empezar a tocar la guitarra escuchaba metal instrumental, Malmsteen, Gilbert… Los temas instrumentales de Rainbow me flipaban también. Tenía claro que quería grabar un disco instrumental o hacer música instrumental por mi cuenta al menos.

¿Qué cuenta el disco?

Diego: Pues básicamente el mito de San Jorge y el Dragón, dramatizado, con partes inventadas en mi cabeza que es lo que inspira los temas. Myth, que es el mito, y Sanjorge que es nombre de la banda y es mi apellido me parece que además queda bien. San Jorge matando al dragón aunque no es tan impresionante como el de la portada, así que es una dramatización, una exageración del mito y llevándolo a mi terreno y metalizándolo.

Hablando un poco del arte del disco… ¿Quién se encargó de los diseños?

Diego: La portada me la hizo Bernat Masías, un artista catalán muy joven y la ilustración del cáliz roto, del Broken Chalice del interior la hizo Ángela Álvarez, de aquí de Ourense. Lo tenía claro ya antes de hacer el disco. A Bernat lo conzco de hace años, que seguía su trabajo en las redes sociales,y le hizo la portada a una banda de Madrid, y con el tiempo me dijo que me la hacía sin problema.

Háblanos un poco del proceso de creación del disco

Diego: Pues básicamente cuando estás en casa tocando a tu rollo, riffs, melodías, ritmos… cuando alguna me convencía la grababa precariamente con mis medios caseros y quedaba ahí almacenada, y cuando surgía una continuación continuaba el tema, y lo que hice este año fue matizarlos, niquelarlos para que quedaran como una canción entera, y no trozos pegados. Y bueno, yo quería grabar con Jose (Rubio), se lo llevo comentando desde que empecé a ir a clases con él, pero no me decidí a materializar el disco hasta este año, finales del año pasado, y cuando por fin coincidimos los dos para poder hacerlo, se hizo, porque claro, pasa la mitad del año fuera de casa, con giras… y tal, así que al volver de una de sus giras ya tenía grabadas algunas cosas, pero por ejemplo el tema de The Betrayer lo grabé hace un año o dos, en su casa, de ahí, pensar en hacer el resto, y hasta hoy. Pero sí, fue este último año en el que le di seriedad a la idea de sacar el disco.

¿Tienen mucho tiempo de composición las ideas del disco?

Diego: Si, porque empecé a grabar nada más conseguí enchufar la guitarra al ordenador, las grabaciones del móvil tuve que descartarlas todas. Pero sí, creo que de este disco, el tema de Deus Vult lo compuse cuando tenía 17 años, tengo 22 ahora. Y así algunas ideas tienen años, y otras son más nuevas.

¿Tienes pensado trabajar en un segundo disco?

Diego: Teniendo en cuenta el proceso de composición del primero… pues hombre, siempre hay ideas ahí flotando, pero como tengo este tan reciente no tengo pensado de momento grabar otro disco. Primero ver qué tal encaja este, cómo asienta, cómo lo recibe la gente, y en función de eso, pues quizás en un año, año y medio, dos… no lo sé, me pongo a darle forma a un nuevo disco. Yo ganas tengo.

Agradecemos mucho tu colaboración, Diego, y te deseamos un brillante éxito con el disco, y desde luego, seguiremos tus andanzas.Para todos aquellos amantes del Heavy Metal clásico, y de los años noventa, creo que encontrarán en Myth un disco que les encantará.

Vídeo de “Holy Quest”

Web oficial de Diego Sanjorge: diegosanjorge.com

Canal de Youtube: https://www.youtube.com/user/0gr095/videos

Myth en Spotify: https://open.spotify.com/album/3wqJLL5fJQAgOeewAp9pSv

Jorge González Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *