Música Electrónica: Vangelis

Evangelos Odysseas Papathanassiou, nacido en Volos, Grecia, en 1943, fue uno de los primeros residentes en Grecia en poseer un sintetizador, y vaya si le ha dado un buen uso, porque el sonido de ese instrumento se ha incrustado en su producción musical hasta hacerlo propio.

Imposible clasificarlo en un estilo, su música va desde el New Age hasta producción de música clásica contemporánea (no en vano, es estudiado en los conservatorios). Por el camino, y por eso está aquí hoy, ha pasado por la música electrónica, pero no dando sesiones sino con trabajo de estudio, sobre todo en producciones de bandas sonoras para películas como Blade Runner o Carros de Fuego, donde se halla una de sus canciones más famosas, y donde el sintetizador vuelve a ser protagonista épico.

Su carrera comenzó en los 60 y, aunque en 1966 compuso ya una banda sonora para la película griega “5.000 mentiras”, será su participación en el grupo griego en el exilio Aphrodite’s Child con el que alcanzará la fama. En el grupo coincide con el que será también famoso cantante griego Demis Roussos y el batería Loukas Sideras. Sacarán tres álbumes: los dos primeros, “End of the World” y “It’s Five O’Clock”, en un curioso estilo de pop psicodélico; Será el tercero “666”, un discazo de rock progresivo y conceptual (basado en el evangelio según San Juan) en el que la composición musical es prácticamente de Vangelis y que les dio millones de ventas, con el que se hará famoso. A sus compañeros no les gustó este cambio, preferían seguir por el camino del pop. La banda se deshizo.

A partir de ahí, Vangelis comienza su producción en solitario, lo que lo llevará a ser un pionero de la música electrónica y la experimentación en el pop y el rock. Ha sacado numerosos discos, tanto de producciones de bandas sonoras como de corte más conceptual para disfrute de su público.

En 1982 ganó el Oscar a la mejor banda sonora con su trabajo en Carros de Fuego, venciendo a clásicos como John Williams, aunque no fue a recoger el premio. También fue incluida su música en la célebre serie de divulgación “Cosmos” de Carl Sagan.

Desde 1966 hasta hoy ha publicado decenas y decenas de álbumes, con grupos, en solitario, en colaboración con otros artistas, bandas sonoras para televisión y cine… es, junto con Mikis Theodorakis y Iannis Xenakis, cada uno en su campo, uno de los compositores griegos más importantes de la época contemporánea. Y a pesar de su edad no se ha venido abajo, en este 2019 hay un nuevo trabajo “Nocturne” para seguir soñando con sus composiciones.

En definitiva, un músico total e irreverente muy disfrutable. Un consejo, escuchad el “666” de Aphrodite’s Child, es una maravillosa forma de empezar a entrar en su mundo.

¡Que lo disfrutéis!

Manuel J. Maside

Deja un comentario