Punk: Lendakaris Muertos

Su humor histriónico y una ironía que roza demasiadas veces la blasfemia ideológica, todo ello a menudo no muy bien entendido, ha llevado a Lendakaris Muertos a ser uno de los grupos más polémicos del punk del estado español.

Disco tras disco, y ya van siete, cada vez son más políticos y más polémicos, pero al mismo tiempo más geniales. Comenzaron en 2005 con un disco homónimo que ya marcaba lo que iba a ser el devenir de su carrera, pidiendo una pensión por pertenecer a la kale borroka, cagándose en la sociedad de consumo a través de una figura que vive en un centro comercial, o gritando Gora España para animar a la selección de fútbol. Este último fue uno de sus temas más polémicos. Curiosamente, la ironía fue comprendida en Euskadi pero no en Madrid, donde fueron agredidos.

Estos navarros han cabreado a mucha gente y nos han hecho reír y mover a muchos otros, siempre que seas capaz de entender sus juegos, claro. La banda la forman actualmente cuatro personas: Aitor Ibarretxe, vocalista, miembro del grupo desde el principio; Potxeta Ardanza, batería, en el conjunto casi desde el inicio; Jokin Garaikoetxea, en los bajos desde 2009, y Joxemi Urkullu, la última incorporación, guitarrista desde la vuelta del hiato de la banda en 2016.

La verdad es que podría hablaros de mil y una canciones que han sacado y no sería capaz ni en broma haceros trasmitir lo que ellos me han trasmitido a mí. Escuchadlos, por favor, escuchadlos. Tienen canciones de cuatro minutos y alguna de treinta segundos… todas con enjundia y miga como para ser escuchadas, además de dar para reflexionar.

De su último disco, “Podrán cortar la droga pero no la primavera”, destaca el que ha sido su primer videoclip: “Odio los partidos”. Del anterior, “Cicatriz en la matrix”, sacamos ya no sé cuantos temazos: “Modo Dios”, “Urrusolo SIsitiaga 1” (mi tema favorito de la banda) o “Húngara Chúngara«. Problemas de política extranjera, doméstica, sexo, drogas y rock n roll, cuestiones sociales… en sus discos hablan de todo lo que ocurre en este planeta.

No puedo recomendar un disco. Duran poco, media hora cada uno, escuchadlos, por favor. Este grupo ha sido tan odiado como reverenciado. Yo soy de los segundos, de los que reconocen la ironía, la capacidad de hablar de temas por los que otros han sido llevados a juicio. Escuchadlos. Si consideráis que lo que he dicho no es así y que es una mierda de grupo, respeto vuestra opinión, pero el que los escuche y alcance a ver más allá encontrará en ellos canciones y canciones para disfrutar. Eso sí, guste o no, indiferentes no vais a quedar. Si sois muy españoles o católicos… en fin.

¡Gora Lendakaris Muertos!

PD. A modo de curiosidad, el nombre de la banda es un homenaje a los Dead Kennedys. Es más, si os fijáis, los apellidos de los miembros del grupo son lehendakaris del gobierno vasco en democracia.

Manuel J Maside


Deja un comentario