Punk: Piperrak

Piperrak es el punk en esencia, unos chavalotes de la comarca navarra de la Ribera influidos por el movimiento punk euskaldún que deciden ponerse a tocar y a desfasar. Cantando tanto en castellano como en euskera y creando música punk con un tono festivo, pero que en muchas ocasiones se acerca a temas sociales de su época en su tierra. Esta banda supo mezclar perfectamente ambos aspectos.

Piperrak significa literalmente pimientos en euskera y hace referencia a la histórica actividad de horticultura de su comarca, una zona de la que se exportan estos productos para el resto del estado. La banda estaba conformada en sus inicios, allá por 1990, por Josetxu en el micrófono y con la famosa turuta. Txitxarro con el bajo y sus cazallosos coros, Rufo en la batería y Fermín a la guitarra. Fermín abandonaría el grupo en 1997 y sería sustituido por Jabitxo.

En su primera etapa la banda tocó de 1990 a 1998. Durante esa época realizaron su actividad discográfica. Dos maquetas: “Ahórkate”, en 1990, y “La Ribera R’N’R”, en 1992. En estos trabajos salen ya muchos de los temas que serán reconocidos en los álbumes. El primer disco será “Arde Ribera”, en 1994, icónico. En este álbum están sus dos temas más conocidos: Kualkier Día (versionada más tarde por Boikot), que habla del día a día de un joven alcohólico y rebelde, y Mi Primer Amor, un canto vivo al bebercio. Con este disco ya se hacen un hueco en la panorama punk y rock y empiezan a salír de Euskadi y Navarra para tocar en otros lugares.

Su segundo y último álbum de estudio fue “Los Muertos de Siempre”, con mayor carga política y homenajes a la revolución zapatista en Chiapas, pero también con humor negro y siempre con ese estilo festivo que los hacía bailables de cualquier modo. En temas como A La Mierda o Ahókarte descargan toda su rabia contra la sociedad.

En el año 1998 se separaron como banda. Entre 2007 y 2010 volvieron para una serie de conciertos de reunión. De esta gira saldría su último trabajo discográfico: el cd/dvd “La Kemos Liau”, ejemplo auto editado de su actitud punkie. Después de su separación, destaca la actividad del cantante con la banda Josetxu Piperrak & The Riber Banda, haciendo homenaje a su grupo y su tierra.

Mientras que las letras de sus canciones hablaban de la política de Euskal Herria en los 90, la vida del punkie o el alcohol; su música se caracterizaba por ir del punk clásico a verse influenciado por grupos más duros, como Bad Religion. Todo ello, pasando por el estilo que los hizo famosos: un punk festivo con influencias ska y la inconfundible turuta de Josetxu, que aporta un tono humorístico al sonido del grupo, sobre todo en el primer disco.

Piperrak y su música han quedado grabados en el imaginario popular de todos aquellos que los escucharon incesantemente en garitos de punk y rock. Los chicos de La Ribera nos dieron una buena dosis de punk del bueno y aun se pueden ver camisetas del grupo en festivales o conciertos de otras bandas. Démos gracias por su trabajo.

PD. Descanse en paz Rufo, grande

Manuel J Maside

Deja un comentario