Cartelera: Estrenos diciembre 2013

1473774_553712811386989_805891382_n

Saludos, cinéfil@s. Congelados saludos, para ser más específico.

Si mis entumecidos dedos me lo permiten, romperé el hielo con un punzón como seguramente haría el protagonista de Oldboy. La gente tacha de ‘remake’ esta cinta del singular y controvertido director americano (afro-americano, matizaría él) Spike Lee. Realizador variopinto, aunque con ciertas líneas generales bastante marcadas, ahora nos propone ir a las salas a visionar su último trabajo que, técnicamente, es una nueva adaptación del manga original de Garon Tsuchiya, que ya trasladó a la gran pantalla en 2003 el surcoreano Park Chan-wook.

Para los que no lo sepan, se trata de la historia de un hombre (en este caso, ejecutivo de una agencia de publicidad) que es secuestrado y al que alguien mantiene encerrado en una habitación durante 20 años sin motivo aparente. Un buen día, lo sueltan, también sin motivo aparente, y él se lanza a desentrañar el misterio de su cautiverio. El personaje encarnado por Josh Brolin (Brigada de Élite, Valor de Ley, W.) se encontrará con una joven trabajadora social (Elizabeth Olsen, más conocida por su papel en Martha Marcy May Marlene) con la que tendrá una malograda relación y acabará conociendo a un hombre esquivo (Sharlto Copley, gran protagonista en la original Distrito 9) que dice tener la llave de su salvación. Los acompañan, entre otros, Samuel L. Jackson y Lance Reddik.

Otro de esos retratos de la violencia y el sinsentido de la sociedad. No en vano, la anterior adaptación formaba parte de una trilogía sobre la venganza que dio bastante que hablar. Promete escenas bastante fuertes en más de un sentido, eso hay que saberlo de antemano, pero Spike Lee es un director al cual encuentro que suele merecer la pena darle una oportunidad, sin importar si te gustaron o no todos sus anteriores proyectos (por mencionar alguno: Haz lo Que Debas, Nadie Está a Salvo de Sam o Plan oculto).

1419848_553710038053933_248173527_nContinuamos con historias crudas y otras formas de cautiverio. El protagonista de la siguiente película, titulada 12 Años de Esclavitud, se llama Solomon Northup y es interpretado por Chiwetel Ejiofor. Tal vez el nombre no os suene de nada, pero lleva en el mundo del cine casi dos décadas y tiene una carrera repleta de papeles secundarios en todo un abanico de films que van desde Amistad (si, la de Steven Spilberg) hasta Salt o 2012, pasando por Love Actually, Cuatro Hermanos, Plan Oculto (¿os suena de algo?) o Hijos de los Hombres.

El argumento se basa en el libro homónimo escrito por Northup y que relata la historia real de este hombre negro libre que vivía en el norte del estado de New York en los años previos al estallido de la guerra civil americana. Solomon es secuestrado y vendido como esclavo a Edwin Epps, un amo al que da vida Michael Fassbender (si tras Shame, X-Men: Primera Generación, Prometheus, El Consejero y muchas otras aún no os habeis aprendido su nombre, pronto lo hareis) y que es poco menos que la personificación de la crueldad. Nuestro héroe deberá luchar no solo para seguir con vida, sino también para mantener su dignidad y encontrará inesperados aliados en su odisea.

Completan el reparto de esta más que probable candidata a los Oscar nombres como Brad Pitt, Paul Dano, Paul Giamatti, Benedict Cumberbatch (otro valor en alza) y Alfre Woodard. Al timón Steve McQueen (nada que ver con el actor de La Gran Evasión), pródigo director de cortos que nos ha dejado un par de joyas en forma de largometraje como son Hunger y la ya mencionada Shame.

1479648_553710658053871_359701369_n

 Para terminar esta entrega, una pieza, cuando menos, curiosa. Se trata de una adaptación de una conocida obra del dramaturgo inglés William Shakspeare: Mucho Ruido y Pocas Nueces (originalmente llamada Much Ado about Nothing). Pero eso no es lo curioso, sino que el encargado de adaptarla y rodarla sea Joss Whedon, famoso por ser el creador de la serie BuffyCazavampiros o, más recientemente, por estarse encargando de coordinar el desarrollo del universo cinematográfico de superhéroes de Marvel.

Leonato (Clark Gregg), el Gobernador de Messina, recibe la visita de su amigo Don Pedro (Reed Diamond) que regresa de una victoriosa campaña contra su rebelde hermano Don John (Sean Maher). Acompañando a Don Pedro vienen dos de sus oficiales: Benedick (Alexis Denisof) y Claudio (Fran Kranz). Mientras están en Messina, Claudio se enamora de la hija de Leonato, Hero (Jillian Morgese), mientras Benedick lucha verbalmente con Beatrice (Amy Acker), la sobrina del Gobernador. El floreciente amor entre Claudio y Hero apremia a Don Pedro arregle un matrimonio con Leonato. En los días previos a la ceremonia, Don Pedro, con la ayuda de Leonato, Claudio y Hero, juega con Benedick y Beatrice en un esfuerzo para hacer que se enamoren. Mientras tanto, el ruin Don John, con la ayuda de sus aliados Conrade (Riki Lindhome) y Borachio (Spencer Treat Clark), conspira contra la feliz pareja, usando sus propios trucos para intentar destruir el matrimonio antes de que empiece.

Si parece lioso seguramente sea porque lo es. Típico enredo Shakespeariano adaptado a la época moderna por un tipo con bastante experiencia y solvencia en el manejo y resolución de historias enredadas. En cuanto a los actores, se trata de un elenco de habituales en las series. Tenemos a Clark Gregg (saga de Iron Man, El Ala Oeste de la Casa Blanca, Agentes de S.H.I.E.L.D.), que también tiene experiencia como guionista y director; Amy Acker (Angel, Alias, Dollhouse, Person of Interest); Alexis Denisof (Angel, Buffy Cazavampiros, Como Conocí a Vuestra Madre); Nathan Fillion (Firefly, Castle); Reed Diamond (Dollhouse, 24, Bones, El Mentalista); Fran Kranz (Dollhouse, La Cabaña en el Bosque).

Aunque la cinta es del año pasado y este ya está acabando, no llegará a nuestras pantallas hasta el 20 de diciembre este experimento interesante. Una oportunidad para que los profanos se acerquen a las historias de Shakespeare, que no siempre son muy asequibles en su formato original.

Dicho ésto, me voy a casa a acurrucarme con el portátil y los cascos para verme alguna peli de las que tengo pendientes antes de dormir. Nos vemos cuando arranque el año.

 

Escrito por Alexandre Daniel Iglesias Lombardía, músico y cinéfilo.

 

Deja un comentario