Punk: Soziedad Alkohólika

Ahora que se acercan estas encantadoras y consumistas fiestas me acuerdo, como año tras año desde hace tanto, del tema “Feliz Falsedad” de Soziedad Alkohólika, canción que narra el capitalismo feroz de la navidad y que es un himno para los que pasamos de estas fiestas.

En efecto, hoy vamos a hablar (ya era hora) de Soziedad Alkohólika, banda de culto del hardcore punk del estado español que llevan dando tralla desde 1990, año en el que sacaron su EP debut “Intoxicazión Etílika”. Un año más tarde publicaron su primer long play, titulado de forma apócrifa con el nombre de la banda, pues en principio el álbum no tenía nombre. Este disco es todo un icono y fue regrabado en 2009 como “sesión 2” mejorando el sonido pero con la misma fuerza de antaño.

Los álbumes se han ido sucediendo, evolucionando en casos hacia el thrash metal o con colaboraciones a otros géneros como en el tema “Política del miedo” con Violadores del verso. Han ido dejando no solo canciones sino himnos y somos muchos, pero muchos, los que en sus conciertos o en garitos nocturnos hemos cantado o gritado la letra de canciones como “Ratas”, “Nos vimos en Berlín” (spoiler, siempre cierran los conciertos con este tema) o “Piedra contra tijera”, este último acerca de la censura que sufrieron a raíz de una persecución política que intentó procesarlos en la audiencia nacional por apología del terrorismo, juicios que se quedaron afortunadamente en nada.

La banda oriunda de Gasteiz está liderada por el incombustible, de voz cazallosa y con dos vidas (estuvo a punto de morir en una operación quirúrgica), Juan Aceña. Entre sus compañeros, permanecen desde los inicios el batería Roberto Castresana y el guitarrista Jimmy. Les acompañan dos musicazos, el guitarrista Javier García y el bajista Pirulo, que parece tener cuatro púas en vez de dedos. En general son una barbaridad, suenan de lujo, jamás cambian su mensaje a pesar de las amenazas, y siguen provocando la ovación de sus seguidores de toda la vida y las de los jóvenes que se acercan a su música. Es importante decir que su pequeño giro al thrash les ha traído a seguidores del metal, pero no hay que olvidar que su mensaje también es parte importantísima de su obra. La voz de Juan es coreada en los conciertos allí donde vaya y los pogos delante del escenario son casi sagrados. Es recomendable tanto escuchar sus discos en casa para entender bien el mensaje como ir a sus conciertos a disfrutar.

Hasta ahora su último trabajo publicado es el directo “En Bruto XIX” (Su directo “Corrosiva!” de 2006 fue tremendo). Por otro lado, el último disco de estudio es “Sistema Antisocial”, de 2017, que con “No olvidamos, 3 de marzo” (tema acerca de la matanza de obreros a manos de la policía en Gasteiz durante la transición) ya está entre sus clásicos.

El tema con el que abrí el artículo, “Feliz falsedad”, se encuentra en un maxi homónimo del año 1992, y hoy, casi en navidad, vuelve a ser mi himno.

Los escucho mientras escribo este artículo como hago con todos los grupos de los que escribo. Soziedad Alkohólika es uno de los que más placer me ha hecho retomar.

Como le dijeron al toro ¡Motxalo!

Manuel J Maside


Deja un comentario