La Reseña: Bad Education

Título original: Bad Education, Género: Comedia dramática, Dirección: Cory Finley, Guión: Mike Makowsky, Duración: 108 minutos, País: Estados Unidos, Actores: Hugh Jackman, Allison Janney y Ray Romano

Hugh Jackman, Allison Janney y Ray Romano protagonizan este drama con tintes de comedia basado en hechos reales. Dirigido por Cory Finley, nos cuenta un infame escándalo de hurto escolar que sacudió a Long Island en sus primeros años.

Uno de los gerentes más destacados del distrito escolar de Roslyn; Frank Tassone (Hugh Jackman) tiene una obsesión: que la educación de los alumnos sea la mejor posible y para ello se esmera en conocer el nombre y los intereses especiales de cada estudiante y miembros de la facultad, pero a veces las apariencias engañan. Después de que la asistente de Frank, Pam Gluckin (Allison Janney), es sorprendida gastando dinero (250,000, dólares) del distrito en gastos personales, Tassone luchará por mantener la reputación de Roslyn intacta a pesar del escándalo, mientras intenta resolver como puede sus múltiples conflictos personales. Frank es un hombre tan acostumbrado a racionalizar sus propios actos que ha llegado a convencerse de que sus crímenes son algo noble.

Finley nos empuja a contemplarlo desde el punto de vista idóneo, haciéndonos sentir la empatía suficiente como para comprender el conflicto, pero sin llegar a disculparlo. Entonces irrumpe una intrépida estudiante de periodismo, llamada Rachel, que indaga lo suficiente como para descubrir que algo gordo realmente está pasando en Long Island.

Bad Education es una crónica inteligente, oscura, hilarante e inquietante que nos da a conocer el crimen financiero más asombroso en la historia del sistema escolar de los Estados Unidos. La dirección de Cory Finley se hace a partir de un guión de Mike Makowsky, que era estudiante en el Distrito Escolar de Roslyn cuando el escándalo se hizo público a mediados de los años 2000. Este caso copó los noticiarios a principios de siglo para convertirlo en un retrato de la ambición, la corrupción y los derechos que creemos tener y que en realidad no nos pertenecen. El ‘entitlement’, uno de los temas clave del relato, es un concepto tan puramente americano que ni siquiera tiene una traducción oficial en castellano. (pretenciosidad, superioridad y autoengrandecimeinto).

A lo largo de la cinta, el director nos va dejando pistas que nos ayudan a crear una sensación de incertidumbre y fascinación ciertamente interesantes; sabemos que ahí está pasando algo gordo, pero todavía no tenemos la suficiente información para unir todas las piezas del puzzle.

La historia es jugosa, las actuaciones son fabulosas, pero la película se queda un poco más como una exposición elevada hecha para televisión. Es divertida, pero le falta algo de estilo propio, tal vez porqué se trate aún de la segunda cinta de este realizador. Una pena que no llegue a la categoría de gran película, porque tiene casi todos los ingredientes.

Como reflexión final, diré que tras acabar de ver esta película se me vino a la mente una frase de Mark Twain: “Nunca dejé que el colegio interfiriese en mi educación”.

Andoni La Red


2 comentarios en “La Reseña: Bad Education

Deja un comentario