fbpx

Especial: Música clásica en canciones actuales

Si hay algo de lo que se ha nutrido la música es de piezas basadas en otras. Los casos de plagio salen continuamente en las noticias. Y el problema venga, quizá, de que se usan canciones actuales cuyos derechos continúan vigentes. Por ello, a veces se opta por incorporar partes o motivos de esas obras cuyos derechos ya han expirado. Esto es, música clásica. ¿Quién dijo que eran composiciones olvidadas y para gente “culta” o “intelectual”? ¡Aquí tenéis la prueba de que los compositores clásicos siguen más que vigentes! ¡Empezamos nuestra pequeña selección de música clásica en canciones actuales!

When I get you alone… Beethoven?

A mucha gente le suena esta canción de la cover de Glee, pero su autor es Robert Thicke (el de Blurred Lines). Nada más empezar nos impresionan los primeros compases de la 5ª Sinfonía de Beethoven. Habría sido muy divertido ver al compositor en bici por las calles neoyorquinas.

Otra pieza de Beethoven que también se ha reinventado ha sido Para Elisa. Esta vez, hay que mezclar el barroco-clasicismo vienés con el rap de Nas. El sordo más famoso de la Historia de la música codo con codo -o más bien piano con piano- con el icónico rappero americano en una canción que pone el foco en los niños. I can es un alegato que anima a los jóvenes negros norteamericanos a luchar por lo que quieran ser y a no tomar el camino de las drogas.

The Beach-Bach Boys

La banda de rock californiana tampoco escapó de los encantos del compositor barroco que, junto con Beethoven, son los más “codiciados” en las canciones actuales. Quizá el apelativo de pop barroco les venga como anillo al dedo, en especial por la canción Lady Lynda (después conocida como Lady Liberty).

Al Jardine quiso dedicársela a su esposa Lynda (tras su divorcio la pasaría a representar la estatua de la libertad). Nada más empezar la canción, se reconoce la melodía de la coral “Jesús, la alegría de los hombres”; que no es otra cosa que el 10º movimiento de la cantata Herz und Mund und Tat und Leben. En los vídeos se puede ver cómo Sterling Smith da pie a Lady Lynda con un clavecín, cuyo motivo se recoge con la guitarra y el bajo durante la canción.

Otra artista que también cogió a Bach como inspiración fue Jem. En su canción They toma inspiración del Preludio y fuga en Fa m nº 12. Este fue el primer single de la artista y su primer gran éxito. El tema tiene dos videoclips distintos, a cada cual más perturbador. Abajo tenéis el videoclip de la versión inglesa, inspirado en el opening de Barbarella

Y, por supuesto, el preludio y fuga de Bach para ver las similitudes. Eso sí, es difícil imaginar al compositor alemán desnudándose para que solo tapen sus partes íntimas hologramas planetarios.

¡Adelante, gadgeto-Grieg!

Uno de los programas de la infancia de quien os escribe estas palabras fueron Las Aventuras del Inspector Gadget. Quizá si escucháis el tema principal de la serie os recuerde vagamente a algo. No, no lo estáis soñando, se trata de “En la gruta del rey de la montaña” de Edvard Grieg. Es posible que este nombre no os suene a nada, pero en cuanto la escuchéis, vais a saber qué canción es.

Ponedle especial atención al estribillo (ha llegado ya/ el inspector Gadget) y veréis que tiene el mismo ritmo y motivo.

¿Conocíais estas inspiraciones? ¡Para que luego digan que la música clásica está obsoleta!

Ángela Ramos González



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *