fbpx

Nuthin’ but a ‘G’ Thang, de Dr Dre y Snoop Dogg

Corría el año 1992, Dr. Dre acababa de dar un giro a su carrera al abandonar el grupo al que debía su fama, nada menos que NWA. Tras su marcha, fruto de un desencuentro con Easy E, fundó Death Row con el posteriormente infame Suge Knight. El éxito de su primer disco sin el amparo de los de Compton era clave para iniciar una carrera en solitario que el tiempo probaría más que exitosa. Nuthin’ but a ‘G’ Thang fue el primer single de The Chronic, el álbum con el que Dre se consolidaría como productor independiente. No obstante, no fue la primera vez que Dre y Snoop dogg trabajaron juntos.

La banda sonora de Deep Cover fue realmente el primer punto de encuentro profesional entre los dos iconos del rap, y no sólo eso, sirvió a mucha gente para conocer al incipiente Snoop Dogg a través de la cinta encabezada por Laurence Fishburne.

Nuthin’ but a ‘G’ Thang sería, entonces, la segunda vez que Dre y Snoop Dogg colaboraban. Ambos tuvieron la oportunidad de conocerse a través de Warren G, hermanastro de Dre y al mismo tiempo miembro de 213, el primer grupo en el que participaría Snoop Dogg y que debe su nombre al código postal de Long Beach, por si os lo estabais preguntando.

Si indagamos en la instrumental, observaremos que Dre samplea el «I Want’a Do Something Freaky to You» de Leon Haywood, el cantante, productor y songwriter gracias al cual este tema debe todo su aura funk y que, por cierto, no sólo fue sampleado por Dre.

La verdad es que es importante escuchar el tema para darse cuenta de algo que queda muy bien referido en uno de los comentarios que podéis ver en el vídeo:

Damn Dre didn’t just take a bite he ate the whole damn sandwich!

Y es que, sí, lo cierto es que el sample es bastante redondo y mucho menos sutil o circunstancial que en otros casos. Lo innegable aquí, además del indudable mérito de la creación musical de Leon Haywood, es la buena oreja de Dr Dre para el bucle. No olvidemos que el rap de los 90, así como el actual, se cimenta en muchos casos sobre la práctica del sampling, que no es más que una manera de reciclar o reorientar una música o partes de ella para adaptarla a otra canción. Quizá sorprende un poco más porque el sample suele limitarse a la melodía aprovechando una sección de la canción en la que no exista percusión, en este caso son ambas cosas las que son reutilizadas. Eso sí, no hay que olvidar que las notas de sintetizador que bañan el sampleo sí son obra de Dre. Cabe decir además, en defensa del «bocado» que le pega Dre a la canción de Haywood, que en 1992, el proceso de samplear perfectamente una canción era considerablemente más meritorio que hoy en día. Es decir, implicaba un buen fondo de armario de vinilos, mucha escucha paciente en busca del sample y un buen y correcto manejo del hardware que necesariamente era preciso para ello: el sampler. Hoy día, con los avances en informática musical que ha habido desde 1992, no sólo no necesitarías un sampler, sino que podrías hacer lo mismo con un ordenador, o incluso un smartphone.

Nuthin’ but a ‘G’ Thang se convertiría en un éxito rotundo, tanto que fue el sencillo que mejor se posicionó en los cuadros de The Chronic. Llegó a número dos en el US Hot billboad 100 y estuvo en el número uno de US Hot R&B/Hip Hop songs, así como en el US Hot Rap Songs. En el Reino Unido llegaría a un meritorio quinto puesto, que se traduciría en un certificado de plata en cuanto a ventas. En Estados Unidos, como cabría esperar, la canción alcanzó el platino.

Dado su repercusión, la canción ha sido sampleada y utilizada por un montón de artistas diferentes: Kris Kross (Im Real), Silkk the Shocker (Get It Up), Ja Rule (Livin’ It Up) e incluso Mairiah Carey (You had your chance). Es más, incluso se ha «sampleado» el vídeo en canciones como Shoulder Lean de Young Dro, cuyo parecido con el vídeo original no es casualidad. En lo que a la cultura popular se refiere, podemos encontrar la canción en el ya clásico vídeojuego GTA San Andreas, también en Padre de Familia versionada por Meg y, por supuesto, en la serie Straight Outta Compton:

Como curiosidad, aunque a este tema se le suele adjudicar el ser pionero en cuanto a la fusión del rap con el funk, realmente, el primero en hacer esta mezcla fue Above the Law con su Never Missin a Beat. Eso sí, está claro que la fórmula le funcionó mejor a Dr.Dre, y es que, entre los honores de la canción que he reservado cautelosamente para el final, está el formar parte del Rock and Roll Hall of Fame como una de las 500 canciones que dieron forma al género. Por supuesto, también tiene un lugar en la lista de las 500 mejores canciones de la historia de la revista Rolling Stone, lista en la que se sitúa en el puesto 419.

Bastida


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *