Rap: Juicy, de The Notorious Big

Hoy toca ponerse nostálgicos para rescatar del pasado, nada menos que de 1994, todo un buque insignia del rap americano. Hablamos ni más ni menos que de Juicy, el single debut de Notorious Big perteneciente a su álbum Ready to Die. Tanto si conoces la canción como si no te suena, bien porque no te gusta el rap o bien porque tú en el 94 estabas más atento a los legos -como el que ahora mismo escribe-, agárrate porque vamos a desgranar algunos de los más interesantes pormenores del que a día de hoy es considerado uno de los grandes hits del Hip Hop de todos los tiempos.

De buenas a primeras es obligado dar algunos datos acerca de su creador, es decir, The Notorious Big, Biggie o Biggie Smalls; que es como se conocía Christopher George Latore Wallace. Biggie era natural de Brooklyn, Nueva York, y aunque no quiero aburriros con los detalles de su vida, considerando que se inició en la venta de estupefacientes con sólo 12 añitos, no sería aventurado decir que el gangsta rap era su segunda madre. Con respecto a la primera, que se enteró de sus andanzas con las drogas cuando Biggie era ya un adulto, tenemos que reconocer que no disponía de mucho tiempo libre para vigilar al pequeño Biggie con los dos trabajos en los que ocupaba su día a día para mantener al ya tempranamente grandote Christopher. Lamentablemente, de su padre no podemos decir lo mismo, puesto que se marchó cuando él no contaba más que dos años.

En contra de lo que pudiera dar en pensar el lector con respecto a lo mencionado acerca del tráfico de estupefacientes y el gansta rap, el joven Wallace no era precisamente un zoquete. El bueno de Biggie no sólo obtuvo su graduado de lo que en Estados Unidos se da en llamar Middle School, como se puede ver en la foto, sino que, como estudiante en la escuela secundaria Queen of All Saints, sobresalía en inglés. Nada sorprendente si tenemos en cuenta que ese jovenzuelo se convertiría en uno de los mejores raperos de la historia, para muchos, de hecho, el mejor.

Bien es verdad que Wallace abandonó el instituto a los 17 años con la intención de involucrarse más en los ámbitos delictivos, sin embargo, antes de hacerlo pidió cambiarse del Loughlin Memorial School en Fort Green al George Westinghouse Career and Technical Education High School, dato que es relevante porque a este centro también asistieron celebridades del rap como DMX, Jay-Z o Busta Rhymes. Es interesante mencionar que, de todos ellos, sólo finalizó sus estudios secundarios Jay-Z. No le ha ido nada mal tampoco, la verdad.

Pero basta ya de preambulos, vamos con Juicy, el single que cambiaría la vida de The Notorious Big. Para empezar, hablaremos de números: La BBC – creo que no hace falta explicar mucho sobre este medio- lo ubica en primer lugar en su lista de «Greatest hiphop songs of all time». VH1 la sitúa en un honorable séptimo puesto dentro de su «100 Greatest Hip Hop Songs Ever» y ocupa, dentro de esta misma cadena, el primer lugar si hablamos de su «40 Greatest Hip Hop Songs of the 90s». Evidentemente, está en muchas más listas, por ejemplo, en la «The 500 Greatest Songs of All Time» de la aclamada Rolling Stone, donde ocupa un meritorio puesto #424. Además, el single fue platino en el Reino Unido y Oro dentro de los Estados Unidos. En cuanto a las listas semanales, aunque estuvo en muchas entre 1994 y 1995, sólo llegó a alcanzar el primer puesto en el US Hot Rap Singles de Billboard.

Una vez aclaradas sus credenciales, lo primero que tenemos que decir de esta canción es que se trata de un rags-to-riches chronicle, es decir, una crónica de pobre a rico. Es algo muy habitual en rap que un mc detalle en sus versos sus años de pobreza, su tiempo de delincuente y cómo ahora es un raper de éxito que vive en una mansión. A decir verdad, este es un poco el leitmotiv del gansta rap. Para verlo más claramente sólo tenemos que poner atención a la letra de la canción, que ya empieza con una dedicatoria a todos aquellos profesores que pensaron que no llegaría a nada.

A nivel de producción, la canción tiene cierta tela que cortar. Los productores fueron Poke, del dúo Trackmasters, y Sean «Puffy» Combs, pero la idea original está basada en una producción de Pete Rock. Antes de entrar en este último detalle vayamos por partes. La canción se compone de un sample de Mtume, un grupo de Soul y Funk que cosechó un notable éxito a principios de los años 80. Concretamente de su tema Juicy Fruit.

Lo controvertido de este single con respecto a la producción es que Pete Rock alegó que Puffy le había robado la idea de la canción tras escuchar el beat con ese sampleo en su casa. Así lo declaraba para Wax Poetics:

I did the original version, didn’t get credit for it. They came to my house, heard the beat going on the drum machine, it’s the same story. You come downstairs at my crib, you hear music. He heard that shit and the next thing you know it comes out. They had me do a remix, but I tell people, and I will fight it to the end, that I did the original version of that. I’m not mad at anybody, I just want the correct credit

En castellano y por resumir, Rock se asegura que él es el artífice de la idea original y que lo que le molesta, en último término, es que no se le diera crédito por ello. No obstante, luego reconocería haber acumulado, como es muy comprensible, cierta mala sangre.

Supongo que el éxito no conoce de lealtades. Es curioso pensar que la carrera del que estaba llamado a llevar la batuta del rap en la Costa Este, con la consiguiente rivalidad que tras desatarse desembocaría en la muerte de él mismo y de Tupac shakur -el mayor exponente de la Costa Oeste-, ya empezó con desavenencias entre creadores.

Alfonso Rois


Deja un comentario