fbpx

Música electrónica: Strobe, de Deadmau5

Joel Thomas Zimmerman es el nombre por el que responde el rostro bajo el mau5head, el icónico casco que utiliza Deadmau5 en sus actuaciones en directo y que se ha convertido en su marca personal. Si queremos indagar en el origen de tan llamativo nombre, no tenemos más que husmear en un curioso suceso ocurrido en su adolescencia. Mientras el joven chateaba con un amigo, su ordenador se apagó súbitamente desprendiendo un olor bastante particular. Al desmontar el ordenador, descubrieron que el apagón del aparato se debió a la poca fortuna de un ratón que tuvo la desdicha de roer el cable equivocado. A partir de ahí, Zimmerman se convirtió en el «chico del ratón muerto» entre sus colegas, por lo que trató de cambiar su nombre en el chat por Deadmouse. El nombre era demasiado largo, así que se quedó en Deadmau5. El número obedece simplemente a un criterio estético.

Aunque empezó a subir temas a su web en el año 2002, la carrera de Deadmau5 comenzaría oficialmente con su álbum Get Scraped. A este trabajo le sucederían Vexillogy, Random Album Title y el que se considera el culmen de su carrera: For Lack of a Better Name. Bajo el título de este último trabajo se editaría el tema que nos ocupa: Strobe.

El tema tiene su origen en una composición que Deadmau5 usó en un vídeo publicado en su cuenta de Youtube en junio de 2009, meses antes de que fuese publicada Strobe. Lo remarcable de esta primigenia versión es su intención, que se puede intuir por el título: «Entonces seguimos en pie». Según uno de los comentarios del vídeo que realiza el propio Deadmau5 en el que replica con aspereza a otro usuario, el artista compuso la canción teniendo en mente aquellos momentos geniales que compartió con la gente, por eso editó el vídeo con imágenes de momentos que consideró realmente especiales.

Volviendo de nuevo a la Strobe «final», como podemos comprobar en el primero de los vídeos, la versión original dura la friolera de diez minutos. Nada que ver con la versión de club o de radio, de seis y tres y medio respectivamente. No obstante, lo cierto es que están lejos de ser las únicas versiones de la popular canción. En 2016, Mau5trap, el sello que regenta el propio Deadmau5, publicó un álbum titulado Strobe con diversos remixes del popular corte de For Lack o a Better name. Dimension, Feed Me, Com Truise, Lane 8 y Attlas se unieron para celebrar el centésimo álbum del sello.

De todas formas, quizá la más llamativa de las versiones sea la orquestal, realizada por Gregory Reveret con motivo del lanzamiento del álbum Where’s the Drop? en 2018.

En lo que a las posiciones en cuadros internacionales se refiere, si bien se trata de la composición más celebrada del artista, los puestos no ponen en relieve el auténtico calado del tema. Por supuesto, con todo, no es nada fácil escalar hasta el 13º lugar en la UK Dance, el primer puesto en la FDR de Ucrania y el meritorio 29º en el US Dance.

Como nota un tanto curiosa, Deadmau5 ha tenido problemas con Disney por el parecido de su logo con la representación geométrica del popular icono infantil, ciertamente similar al de Mickey Mouse. El artista bromeaba en 2012 diciendo en una entrevista que «Alguien en la oficina de patentes de Disney debió quedarse dormido» y dos años después empezaron los problemas de Joel con la multinacional. Por suerte, en octubre del mismo año, la relación entre el artista y el gigante audiovisual su suavizaría con el ofrecimiento de la compañía a participar en una reimaginada versión de Fantasía, el film original de 1940, en forma de concierto en vivo a raíz del 75 aniversario de la cinta.

Alfonso Rois










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *