fbpx

Especial: 10 películas navideñas para unas fiestas diferentes

Una vez más, la misma época del año, y una vez más, grandes comidas y turrones, sin embargo, este 2020 trae unas navidades bien diferentes.

Y si aún no lo has asimilado, desde ya te lo dejo claro: Estas navidades no son para darse un baño de alcoholes con los colegas en fin de año, ni para presenciar las cada vez más inolvidables interpretaciones de villancicos de tu tío en Nochebuena, estas fiestas no son para un gran porcentaje de las cosas que siempre asociamos a ellas. ¡Qué se le va a hacer! Pero, una cosa te digo, si la comprensión de las normas y restricciones para estas Navidades de la era Covid no me falla, quizá sea el momento perfecto para disfrutar de un buen puñado de películas, sea solo, con tu pareja, tus compañeros de piso, tus padres, tus abuelos, tus hermanos o cualquier otro habitante de tu morada, siempre y cuando, por favor te lo pido, todos los espectadores forméis parte de la misma unidad familiar.

A continuación, 10 películas “navideñas” para disfrutar estos días, y aviso, las comillas significan que, aunque algunas puedan ser auténticos clásicos de nieve y muérdago, otras se escapan un poco a lo que podamos entender por clásicos de Navidad.

  1. Qué Bello es Vivir (Frank Capra, 1946)
películas navideñas

Este sí es un clásico, probablemente el clásico entre todos los clásicos de Navidad. Emitida miles de veces en las televisiones de todo el mundo por estas fechas, Qué Bello es Vivir cuenta una historia de sobra conocida y reproducida, de hecho, además de la propia película, son un clásico los episodios de varias series de televisión, desde Cuéntame Cómo Pasó hasta Los Simpson, que recogen su estructura para hacer un especial de Navidad. La cinta original presenta a George Bailey, un hombre que, tras perder las ganas de vivir, asiste a un extraordinario suceso que le ofrece una perspectiva diferente de su propia vida.

Aunque en boga como película navideña durante décadas, esta delicia ha ido perdiendo fama con los años, lo cual es una real pena, ya que, sin duda, se trata de la cinta perfecta para los amantes del auténtico espíritu navideño.

  1. Plácido (Luís García Berlanga, 1961)

La versión española y berlanguiana de lo que debe ser una película navideña no podía ser de otro modo. Esta obra maestra del indispensable tándem Berlanga-Azcona cuenta la historia de un hombre, Plácido, contratado para pasear una estrella de Navidad en su motocarro por las calles de su ciudad, una población de provincias en la que varias señoras burguesas han comenzado una campaña de solidaridad navideña.

Plácido es una auténtica joya, y cuenta con un mensaje que muchos podrían considerar de anti-navideño, aunque lo que realmente hace la cinta de Berlanga es utilizar la Navidad para demostrarnos la hipocresía burguesa y las penurias provocadas por la dictadura franquista. Más que ideal verla, es necesario recuperarla en los tiempos que corren.

  1. Black Christmas (Bob Clark, 1974)

Antes de volver a sus hogares por las vacaciones de Navidad, las jóvenes integrantes de una hermandad deciden despedirse con una fiesta. En el transcurso de la misma, un hombre empieza a acosarlas.

Black Christmas fue en su día, y sigue siendo, un jarro de agua fría para las edulcoradas producciones navideñas. Situar lo que es un auténtico proto-slasher en tan señaladas fechas no es una decisión que tomar a la ligera a la hora de entender el mensaje de la película, y desde luego, la clave de la cinta, aunque más femenina que feminista, es de reseñar. Imprescindible para fans del terror, fans del slasher, y todos aquellos que necesiten más juerga que dulces en estas Navidades.

  1. El Crack (José Luís Garci, 1981)

Germán Areta es un detective privado contratado para descubrir dónde está y qué le ha pasado a la hija de un empresario originario de Ponferrada. A medida que el caso avanza, Areta se topa con algo mucho más grande de lo que esperaba.

No sé si El Crack de José Luís Garci habrá estado presente en muchas listas de películas navideñas, porque lo cierto es que la cinta no cuenta mucho sobre estas fiestas, sin embargo, su discurso sobre la soledad y la familia, en conjunto con un clímax que sí ocurre en Navidad, hacen de ella un must para esta lista. Un Madrid inolvidable, un Alfredo Landa en estado de gracia y una película tan imprescindible como decir que es la mejor cinta de cine negro que se haya hecho jamás en España. La Chinatown de Garci.

  1. Gremlins (Joe Dante, 1984)
películas navideñas

Si alguien se pregunta cual es el punto exacto en el que el terror y la comedia se dan la mano, que se lo pregunte a Joe Dante. Gremlins cuenta la historia de un cómo un tranquilo y pequeño pueblo de los Estados Unidos se transforma en un auténtico infierno de las gamberradas a raíz de un curioso, adorable (y con prospecto) regalo de Navidad llamado Gizmo.

No hay duda de que esta producción del mismísimo Steven Spielberg es una de las películas más divertidas que te puedas echar a la cara y uno de los mejores y mayores clásicos contemporáneos de Navidad, con una de esas calificaciones por edades impensable a día de hoy. Una película capaz de hacer reír y temblar a niños y adultos por igual.

  1. La Jungla de Cristal (John McTiernan, 1988)
películas navideñas

Nochebuena de 1988. Los Ángeles. Un grupo terrorista se hace con múltiples rehenes en la fiesta de Navidad que una empresa celebra en su sede, el Nakatomi Plaza. A pesar de estar bien armados, pronto encuentran una horma en su zapato. Se trata de un policía de Nueva York llamado John McClane.

Aunque más difícil verla como tal, Die Hard, su título original, también es, a su manera, un clásico contemporáneo de Navidad. Sus frases ingeniosas, unos personajes con motivaciones mucho más humanas que aquellas a las que nos ha acostumbrado el género y, sobre todo, su entretenidísima trama, la transformaron en una de las más importantes cintas de acción de los años 80, y esto, no es decir poco.

  1. Los Fantasmas Atacan al Jefe (Richard Donner, 1988)
películas navideñas

La sombra del más célebre cuento de Navidad de la literatura occidental, A Christmas Carol, de Charles Dickens, es muy alargada. Tanto que, además de para cientos de adaptaciones fieles, esta obra también sirvió para la aparición de varias adaptaciones menos cercanas, y Los Fantasmas Atacan Al Jefe es una de ellas. Una que además es capaz de transferir todo el imaginario de la obra de Dickens a los años 80, tanto en forma como en contenido. En esta película, el tacaño Scrooge es Frank Cross, el insensible presidente de una cadena de TV al que, durante la víspera de Navidad, acosan y atormentan sus 3 particulares fantasmas de las navidades pasadas.

Navidad, Dickens, Bill Murray y Richard Donner. Risas y 100 minutos de diversión asegurados.

  1. El Día de la Bestia (Álex de la Iglesia, 1995)
películas navideñas

Ángel Berriatúa es un sacerdote cristiano que asegura haber descifrado el mensaje oculto más importante de la historia: El anticristo nacerá en Madrid el día 25 de diciembre de 1995. 

“El fin del mundo es esta noche, ¿entienden? ¡Esta misma noche!”. Sí, y en Navidad, y en Madrid. La más célebre película de uno de los mayores maestros modernos del fantástico es fácil de identificar, pero resumir todas sus virtudes no es tan sencillo. Dinámica, misteriosa, graciosa, divertida, ingeniosa, innovadora, esperpéntica, irremplazable. En 1995, Álex de la Iglesia tuvo la valentía y la capacidad necesaria para revolucionar por completo la historia reciente del cine español gracias al estreno de una película llamada El Día de la Bestia, y como si del nacimiento de un ente maligno se tratase, desde entonces, nada fue ni es igual.

  1. Eyes Wide Shut (Stanley Kubrick, 1998)

Un joven y adinerado médico llamado William Harford recibe la chocante confesión de que su mujer lo ha engañado. Después de esto, asiste a una extraña fiesta a las afueras de Nueva York, en la que se da de bruces con una especie de misteriosa congregación secreta.

Difícil de catalogar como navideña, pero tan misteriosa que es perfecta para estos días con más oscuridad que luz del sol. La última película de Stanley Kubrick es uno de los objetos de culto, conspiración y misterio más importantes y grandiosos que nos ha regalado el séptimo arte. Una cinta para amantes de lo desconocido y de todas esas obras que siguen en ti mucho tiempo después de que se apague la pantalla.

  1. Tokyo Godfathers (Satoshi Kon, 2003)
películas navideñas

Tres vagabundos se encuentran a un bebé entre un montón de basura durante la fría Navidad de la ciudad de Tokyo. A pesar de las discrepancias que el hallazgo genera entre los tres, junto se embarcan en la búsqueda de la familia del pequeño.

Tokyo Godfathers es una película de animación moderna, sin miedo a ser cruda y desgarradora, pero que a la vez es capaz de recoger toda la tradición sensible y cuasi fantasiosa de los cuentos navideños más parecidos al de Capra, preocupados por hacer de la Navidad una ocasión para pensar en quien más lo necesita. Una obra de Satoshi Kon, el responsable de otras joyas de la animación japonesa como Paprika o Perfect Blue, y en definitiva, una cinta bellísima.

Seguro que a muchos se os queda algo dentro al leer que no están aquí muchas de esas películas que durante estos días os han llenado el corazón desde que erais pequeños, pero, como siempre, aunque las ausencias sean destacables, todo lo que hay aquí merece mucho la pena.

Feliz Navidad, y que este 2021 que viene nos permita volver a disfrutar de películas como estas, pero eso sí, por favor, que para esta vez pueda ser en compañía de nuestros seres queridos.

Javier G. Sobrado


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *